Orientación

Los animales nocturnos usan las estrellas y la Vía Láctea para encontrar su camino

Los animales nocturnos usan las estrellas y la Vía Láctea para encontrar su camino
La migración y el vuelo nocturno de las aves. RT

Los animales nocturnos pueden usar las estrellas y la Vía Láctea para encontrar su camino durante las horas más oscuras. Pueden discernirlas visualmente o interpretarlas como patrones de luz.

Si bien la navegación de los animales se estudia en todo el mundo, algunos de los principales investigadores se encuentran en la Universidad de Lund en Suecia. En un artículo reciente, resumen la investigación hasta el momento y dan su opinión sobre los desafíos por venir.

Hay ventajas de estar activo en la noche. Menos parásitos están activos y lo mismo ocurre con los depredadores.

Además, no hay tantos competidores para la comida como durante el día. Para los animales que migran o buscan comida a grandes distancias en particular, las horas más frías de la noche son preferibles al calor del sol.

Un requisito clave para los animales nocturnos es que pueden mantener su rumbo en la oscuridad.

Las aves migratorias que despegan al atardecer dependen de su brújula magnética, pero también de la brújula estelar cuando utilizan estrellas individuales para orientarse.

Los escarabajos peloteros no usan estrellas individuales. En su lugar, viajan a través de la noche con la ayuda de la luz de la Vía Láctea, que contrasta con el cielo oscuro circundante.

Los estudios también respaldan que las focas, polillas, ranas y otros animales usan el cielo estrellado para navegar de noche.

«Los animales con ojos de cámara, el tipo de ojos que poseemos los humanos, pueden discernir estrellas individuales. Los insectos con ojos compuestos probablemente no puedan, pero creemos que pueden interpretar el cielo estrellado y la Vía Láctea como patrones de luz«, dice James Foster, un biólogo de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Lund.

Ha escrito un artículo de revisión en Proceedings of the Royal Society B junto con sus colegas Marie Dacke, Dan-Eric Nilsson y Jochen Smolka. Su investigación aborda algunos desafíos emocionantes.

«Todavía sabemos muy poco sobre cómo los animales nocturnos experimentan e interpretan el cielo nocturno. Por ejemplo, nadie ha determinado todavía si las aves migratorias cambian su punto de referencia en el cielo nocturno cuando pasan por el ecuador», explica en un comunicado James Foster.

«Creo que las tecnologías emergentes, como las cámaras altamente sensibles, nos permitirán descubrir muchas más especies que también utilizan el cielo estrellado para guiarlos durante las horas más oscuras de la noche».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído