UN DEPREDADOR OPORTUNISTA

El cocodrilo come-sandías lo peta en redes sociales

Este bicho es excepcional. Al menos en lo que a gustos se refiere.

Los cocodrilos son carnívoros, pero pero con una de gran variabilidad y muy adaptable al entorno.

Esto se debe a el cocodrilo es un animal ‘oportunista’ y a la hora de la verdad, si tiene hambre, come lo que pilla..

Un cocodrilo consumirá todo aquello que pueda encontrar, en el caso de los cocodrilos pequeños, éstos se alimentan de insectos y otros pequeños invertebrados, en el caso de los cocodrilos adultos la alimentación es mucho más diversa.

El cocodrilo adulto puede cazar desde presas pequeñas que no masticará, como por ejemplo moluscos, crustáceos y peces hasta presas que superen su tamaño, pueden llegar a cazar búfalos, cebras o incluso aves.

En muchas ocasiones también consumen carroña y pueden llegar a saquear nidos de otros cocodrilos e incluso comerse sus crías, un comportamiento de canibalismo animal que no es exclusivo del cocodrilo sino que podemos observar en otro tipo de animales.

Todos los crocodilios vivos, que engloban dos especies de aligátores, seis de caimanes, 14 de cocodrilos y una de gavial, viven a menos de 4.200 kilómetros del ecuador, aunque sus ancestros llegaron a extenderse casi de un polo a otro.

Algunas especies, como el aligátor americano y el cocodrilo del Nilo, prosperaron, pero otras están en declive por la ocupación humana de sus hábitats.

Algunos, como el cocodrilo enano, son codiciados por su carne. En una década, unas pocas especies, como el gavial, podrían extinguirse en su hábitat natural.

Estos reptiles viven en África, América, Asia y Australia y los científicos estiman que aparecieron hace unos 55 millones de años, durante el Eoceno.

Con un modo de vida semiacuático, y con una tendencia a vivir en congregaciones, los cocodrilos son depredadores y se alimentan principalmente de otros animales vertebrados, aunque no es raro encontrar algunas especies que se alimenten de moluscos y crustáceos.

Los cocodrilos están dotados de una piel escamosa, muy dura y seca. Sus fosas nasales y sus ojos se encuentran en la parte superior de la cabeza, lo que le permite ver y respirar mientras permanece en el agua.

Suelen pasar la mayor parte del día parados, a la espera de que una presa se acerque lo suficiente como para lanzar un ataque súbito. Tienen además cuerpos pesados y metabolismos generalmente lentos, aunque pueden controlar la velocidad de su digestión según la abundancia de presas y de la temperatura ambiente.

Los cocodrilos del Nilo, por ejemplo, pueden llegar a medir 6 metros y pesar hasta 730 kilos.

Sin embargo, su tamaño medio es de unos 5 metros y unos 250 kilos. Se pueden encontrar en el África subsahariana, la cuenca del Nilo y en Madagascar y pueden llegar a vivir entre 50 y 80 años, dependiendo de la especie.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído