Ciencia Viral

Descubren que el cerebro de las presas aumenta de peso en presencia de depredadores

Se ha comprobado en peces, que pueden así escapar con vida con más frecuencia

Descubren que el cerebro de las presas aumenta de peso en presencia de depredadores
Peces cebra. EP

En ecología, la depredación es un tipo de interacción biológica en la que un individuo de una especie animal (el predador o depredador)​ ​ caza a otro individuo (la presa) para subsistir, según wp. Un mismo individuo puede ser depredador de algunos animales y a su vez presa de otros, aunque en todos los casos el predador es carnívoro. Esta interacción ocupa un rol importante en la selección natural.

En la depredación hay un individuo perjudicado —que es la presa— y otro que es beneficiado —el depredador—, pasando la energía en el sentido presa a depredador. Sin embargo, hay que resaltar que tanto los depredadores controlan el número de individuos que componen la especie presa, como las presas controlan el número de individuos que componen la especie depredadora; por ejemplo, la relación entre el león y la cebra.

Otro ejemplo de esta relación muy especial entre estos depredadores y el ecosistema es que los depredadores, al controlar el número de individuos de una especie, pueden proteger al ecosistema de ser sacado de equilibrio, ya que si una especie se multiplica sin control podría acabar con el equilibrio de dicho ecosistema. Por ejemplo: el águila y la serpiente se alimentan de ratones, y éstos a su vez se alimentan de determinados tipos de plantas; si uno de los depredadores se extinguiera, el otro no podría disminuir la población de esos roedores y esto disminuiría la población de plantas.

Una forma particular de depredación la constituye el parasitismo, en el cual un organismo se alimenta de otro, desarrollando un vínculo muy fuerte con él. Un parásito suele iniciar dicha relación con un único organismo huésped en su vida, o bien con unos pocos.

Investigadores de la Universidad Mgcill, en Montreal, Canadá, reunieron un grupo de estos peces procedentes de dos ríos del norte de Trinidad. En estos ríos, hay unos grupos de peces que consiguen establecerse en un espacio sin depredadores, y otros grupos, más numerosos, que viven en otras zonas con depredadores, según tendencias21.

Según explica Adam Reddon, autor principal del estudio, en un comunicado de la citada universidad,  “el pez millón presenta un excelente modelo en el dominio de la evolución, ya que esta especie ha colonizado numerosos ríos aislados de Trinidad, ofreciendo diversas condiciones. Nosotros nos interesamos especialmente en la evolución del cerebro de este pez, que es el preferido de muchos depredadores”.

En el curso de esta investigación, los científicos compararon el peso relativo del cerebro de estos peces millón en entornos sometidos a una fuerte y débil presión depredadora y descubrieron que, en relación con su cuerpo, el peso del cerebro de los machos que vivían en entornos muy peligrosos era de media un 17% más alto que el los otros peces que vivían en las mismas aguas, pero en un entorno con apenas depredadores. Esta tendencia no se aprecia, sin embargo, en los peces hembra.

VÍDEO DESTACADO: Este osado pescador arrastra a un tiburón vivo al agua por la cola

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído