CRIMEN Y CASTIGO

El juez le condena a 8 meses de cárcel por matar de un tiro a su perro «porque no servía para cazar»

El juez le condena a 8 meses de cárcel por matar de un tiro a su perro "porque no servía para cazar"
El perro muerto de un disparo 'porque no servía para cazar'. EP

Se lo ha ganado a puslo, por desalmado (Tres perros rottweiler atacan y mutilan a un anciano que caminaba por la calle en Madrid).

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Tafalla ha condenado a ocho meses de cárcel a un joven de Olite de 26 años por matar de un disparo a su perro.

Los hechos ocurrieron el pasado mes de marzo en el paraje El Monte Encinar y fue un ciudadano el que alertó a la Policía Foral de que había escuchado disparos de escopeta.

Los agentes que acudieron al lugar encontraron un vehículo detenido con una persona dentro y un perro pululando a su alrededor.

Al llegar a la altura del turismo, los policías observaron que en el asiento trasero del vehículo había una escopeta de caza y varios cartuchos.

El joven relató a los agentes que estaba paseando al perro y que iba a llevar el arma a reparar, ya que estaba estropeada, sin embargo, los policías sospecharon de esta versión y comprobaron que el arma había sido disparada hacía poco.

Finalmente, el hombre admitió que se había desplazado hasta allí para matar dos perros «que no servían para cazar», y que de hecho acababa de matar y enterrar a uno de ellos.

Los agentes rastrearon la zona y encontraron un charco de sangre con restos de un cartucho de caza similar a los que portaba el sospechoso, quien llevó a los policías hasta el lugar donde había enterrado al perro.

Tras desenterrar el cuerpo del animal, se pudo comprobar que presentaba un orificio de bala en la cabeza, por lo que se dio aviso al Grupo de Investigación Medioambiental especializado en la investigación de este tipo de delitos.

El atestado policial fue remitido al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Tafalla que ahora le ha condenado, según la información ofrecida por la Policía Foral, a ocho meses de prisión, así como a inhabilitación especial para el ejercicio del derecho a obtener o mantener licencia de armas y para su tenencia y porte durante el tiempo de la condena.

Asimismo le impone una inhabilitación especial para el ejercicio de cualquier profesión que tenga relación con animales, señaladamente el ejercicio de la caza utilizando animales, y la tenencia de animales durante el plazo de 16 meses.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído