MUNDO ANIMAL

Se quedan sin cementerios de ballenas grises tras el aumento injustificado de muertes

Alrededor de 70 cetáceos han aparecido muertos en la costa, una cifra récord desde el año 2000

Se quedan sin cementerios de ballenas grises tras el aumento injustificado de muertes
Ballena gris RS

La ballena gris (Eschrichtius robustus) es una especie de cetáceo misticeto de la familia Eschrichtiidae de tamaño medio que en la actualidad sólo habita la zona norte del océano Pacífico. Pese a su nombre de “ballena” según wp, los estudios moleculares y morfológicos demuestran que se encuentran más relacionadas a los rorcuales que a las ballenas.

Es uno de los mamíferos que realiza una de las migraciones más largas, pues se desplaza desde las bahías del norte de México, donde la hembra pare a su cría en invierno, hasta el norte del mar de Bering, donde se alimenta en verano. Estaba presente también en el océano Atlántico norte y en las aguas situadas entre Japón y la península rusa de Kamchatka, pero se extinguió en el océano Atlántico norte y casi llegó también a desaparecer en el océano Pacífico occidental.

Los cadáveres de las ballenas grises que aparecen muertan junto a la playa en la costa oeste de Estados Unidos ha aumentado tanto en los últimos años que las autoridades se han quedado sin lugares para enterrarlas y han tenido que pedir ayuda a los vecinos para que cedan sus tierras, según recoge ABC y comparte Ivan Rastik para Periodista Digital.

La Oficina Nacional de Pesca de la Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA Fisheries) ha pedido a los terratenientes que se conviertan en voluntarios para enterrar a estos grandes animales. «Al hacerlo, los propietarios de estas tierras pueden colaborar con el proceso natural del medio ambiente marino, y los esqueletos de estos grandes cetácesos pueden utilizarse con fines educativos», explicaron las autoridades de la NOAA.

En la costa oeste de los EE. UU. –California, Oregón, Washington y Alaska– aproximadamente 70 ballenas fueron encontradas muertas en lo que va de año, un número récord desde el año 2000. Las autoridades aseguran que pese a este fenómeno la población de ballenas grises se mantiene fuerte, alrededor de 27.000.

La Oficina Nacional de Pesca declaró a finales del mes pasado este fenómeno como un «evento de mortalidad inusual» y proporcionaron recursos adicionales para responder a las muertes.
Betsy Carlson, del Centro de Ciencias Marinas de Port Townsend, aseguró que «con la inusual mortalidad de estas ballenas grises, sabemos que vendrán más ballenas, o existe una alta probabilidad de que más ballenas mueran en la costa».

 

Autor

Ivan Rastik

Iván Rastik, personaje ruso de origen pero español de vocación, es el gran experto erótico-festivo de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído