Greenpeace critica la operación diciendo que las ballenas corren el riesgo de un trauma o la muerte

Rusia criticada por lo chapuceramente que ha ‘liberado’ la primera manada de ballenas cautivas

Rusia criticada por lo chapuceramente que ha 'liberado' la primera manada de ballenas cautivas
Ballena Vniro/EPA

La operación largamente esperada de Rusia para liberar al primer grupo de ballenas en recintos reducidos en la región oriental del país fue peligrosamente defectuosa, dijeron los ambientalistas, según recoge el autor original de este artículo Marc Bennetts en theguardian y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

Los animales, 11 orcas y 87 ballenas beluga, han estado en cautiverio en una bahía cerca de la ciudad portuaria de Nakhodka desde el año pasado. Debían ser vendidos a los acuarios chinos, antes de que las imágenes de los animales que languidecían en la «prisión de ballenas» causaran una protesta internacional.

La semana pasada, Vladimir Putin elogió los movimientos de Rusia para devolver a las ballenas a su hábitat natural. Sin embargo, Greenpeace Rusia dijo que las dos orcas y seis ballenas beluga simplemente fueron arrojadas al Mar de Okhotsk el jueves después de ser transportadas 1.100 millas en camión y luego en barco a su hábitat natural. El viaje duró siete días y las ballenas se mantuvieron en pequeños contenedores todo el tiempo.

La decisión de liberar a los animales se produjo después de una visita a sus corrales en abril por Jean-Michel Cousteau, un oceanógrafo e hijo del fallecido experto marino Jacques Cousteau. Sin embargo, a pesar de las promesas de los funcionarios rusos de que el equipo de expertos marítimos de Cousteau participaría en su liberación, no se invitó a participar a científicos internacionales o independientes. Cousteau había recomendado que las ballenas fueran transportadas solo por mar.

Greenpeace dijo que no se hizo ningún intento para preparar a las ballenas para su regreso a la naturaleza, lo que elevó seriamente el riesgo de trauma o muerte para los animales. También dijo que toda la operación se llevó a cabo en secreto.

«Es cruel liberar orcos y ballenas beluga que han pasado siete días en estos contenedores directamente al mar», dijo Oganes Targulyan, un experto de Greenpeace, a los medios rusos. «No fueron liberados, sino que fueron arrojados [al mar]».

Los funcionarios rusos dijeron que la operación había sido exitosa y que ninguna de las ballenas sufrió durante el viaje. Nueve orcas y 81 ballenas beluga permanecen en cautiverio. Serán liberados en lotes durante los próximos cuatro meses.

Este mes, un tribunal en el extremo oriente de Rusia ordenó a varias compañías pagar multas por un total de 150,2 millones de rublos (£ 1,8 millones) por sus funciones en la «prisión de ballenas». Pero de acuerdo con los documentos publicados en el sitio web de compras estatales de Rusia, las mismas empresas también fueron contratadas por el instituto estatal de pesca y oceanografía para liberar a las ballenas. Pueden ganar más de 360 ​​millones de rublos en total.

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído