Un estudio de la Universidad de Oxford y de la Universidad Queen Mary revela que estos animales sufrieron un cambio genético completo después de su llegada al continente

Descubren el verdadero origen de los cerdos domésticos

Descubren el verdadero origen de los cerdos domésticos

Hace tiempo que se investiga. Una investigación conjunta de la Universidad de Oxford y la Universidad Queen Mary de Londres ha arrojado algo de luz en el hasta ahora desconocido origen genético del «cerdo doméstico». Según este nuevo estudio, los cerdos domésticos sufrieron un cambio genético completo en los años siguientes a su llegada a Europa, según recoge el autor original de este artículo ABC y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

El estudio, publicado por la revista científica «Proceedings of the National Academy of Sciences», parte de la certeza, respaldada por investigaciones arqueológicas anteriores, de que los cerdos fueron domesticados por primera vez en Oriente Medio hace más de diez mil años, por lo que cabría esperar que los ejemplares de esta especie que hoy se encuentran en Europa fuesen genéticamente similares a aquellos. Sin embargo se ha demostrado que no es así. Los cerdos domésticos que hoy hay en Europa presentan más similitudes con los jabalís que ya se encontraban en el contienente antes de su llegada al mismo.

Antes de la publicación de estas investigaciones se habían barajado dos hipótesis para explicar las semejanzas entre los cerdos domésticos y los primeros jabalís que llegaron al continente. La primera posibilidad es que se hubiera producido una transferencia de los genes de una especia a otra. La segunda opción que barajaban los expertos es que los ejempleares actuales de cerdos que hay en nuestro continente fuesen el resultado de un largo proceso de domesticación del jabalí. Esta segunda posibilidad otorgaba una gran relevancia a la actuación del hombre en la evolución de los cerdos domésticos modernos. No obstante, los científicos han acabado descartando esta opción.

El estudio revela que los cerdos que llegaron a Europa a través de granjeros nómadas hace ocho mil años descendían de los ejemplares de Oriente Medio (los primeros en ser domésticados), por lo que en un principio eran genéticamente similares a estos. Pero durante los siguientes tres mil años los cerdos domésticos se mezclaron con los jabalís hasta el punto de llegar a perderse casi la totalidad del material genético que compartían con sus ancestros. No obstante, parte de esos orígenes prevalecen, aunque sea mínimamente, en los actuales cerdos domésticos, lo que explicaría al color negro de algunos de ellos o las manchas blancas y negras de su pelaje.

El verdadero origen del ejemplar que hoy se conoce del cerdo en Europa es «una lenta sustitución de los genomas del cerdo doméstico» que llegó al contienete, dice el profesor Greger Larson, uno de los autores de la investigación. «Todos pensábamos que el gran cambio había sido el proceso de domesticación, pero los datos revelan que ninguna de las selecciones humanas realizadas en los primeros 2.500 años de la domesticación del cerdo han sido relevantes en la evolución de los cerdos europeos modernos», añade el profesor en relación a las novedaes aportadas por esta investigación. La principal conclusión del estudio sería así la mayor relevancia de los cambios genéticos en la evolución de esta especie, en defecto de la importancia que hasta ahora se había otorgado a la acción humana en este asunto.

 

 

 

 

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído