Son vulnerables a distintas enfermedades al descender de apenas seis ejemplares

Fallecen 86 de los 147 tigres rescatados en 2016 del templo budista, famoso destino turístico que escondía el horror

El templo escondía 60 cadáveres de cachorros y otros restos de estos animales

Fallecen 86 de los 147 tigres rescatados en 2016 del templo budista, famoso destino turístico que escondía el horror
Fallecen 86 de los 147 tigres rescatados en 2016 del templo budista, famoso destino turístico que escondía el horror RS

Terrible. El gobierno tailandés ha confirmado este lunes la muerte de 86 de los 147 tigres rescatados en 2016 del Templo del Tigre de Kanchanaburi, al oeste del país,  y trasladados a santuarios de vida silvestre estatales, según recoge el autor original de este artículo 20minutos y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

El portavoz de los parques nacionales del país aseguró que los tigres han ido muriendo por ser vulnerables a distintas enfermedades, debido a una endogamia que conlleva una parálisis laríngea que causa insuficiencia respiratoria.

Fue en 1994, hace 25 años, cuando llegó el primer cachorro de tigre al templo budista tailandés Pa Luang Ta Bowa Yannsampanno. En 2001 ya contaba con siete, con la autorización del Departamento de Parques Naturales, que en 2016 ya eran 147, todos descendientes de seis de ellos y del tipo siberiano, que no es el oriundo de Tailandia.

La multiplicación de tigres en los terrenos del templo, en la que la consanguinidad era una constante, se había traducido en un lucrativo negocio. El templo pasó a ser conocido como el Templo del Tigre de Kanchanaburi y era frecuentado por  multitud de turistas que querían pasear entre los majestuosos felinos, incluso interactuar y hacerse fotos con ellos.

Dicha actividad fue duramente criticada por distintas organizaciones defensoras de los animales, tailandesas y foráneas, que aseguraban que los animales estaban sedados, que no se les mantenía en condiciones dignas e incluso que el templo era una tapadera para el tráfico ilegal de animales.

Fue en 2016 cuando las autoridades intervinieron el templo, sospechoso efectivamente de estar implicado en el comercio ilegal de especies. 20 cachorros empleados como reclamo turístico habían desaparecido y encontraron los cadáveres de al menos 60 cachorros, pieles, colmillos y amuletos realizados con restos de animales.

El templo, que en ningún momento colaboró con las autoridades, permanece cerrado desde entonces.

 

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético y innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído