La recién nacida no percibe el peligro

El guepardo ‘besa’ a la cría de gacela, al confundirla con su cachorro, se da cuenta del error y se la merienda al instante

El guepardo 'besa' a la cría de gacela, al confundirla con su cachorro, se da cuenta del error y se la merienda al instante
Guepardo. PD

Un beso maternal por confusión acaba siendo el beso de la muerte.

Todo, cuando este guepardo confundió una cría de gacela con su cachorro, y tras lamerlo por confusión, se percató de que era un tierno rumiante y acabó comiéndosela.

El espanto fue captado por Federico Veronesi, fotógrafo de vida salvaje y guía de safaris, en la Reserva Nacional de Masai Mara, Kenia.

La gacela se acercó al momento de nacer al guepardo, ignorante del peligro que eso suponía.

Y el guepardo, sin darse cuenta de entrada, con su instinto maternal lamió a la cría con ternura.

Unos segundos, porqu acto seguido se activó su instinto depredador y acabó con la corta vida del animalito.

Veronesi ha señalado:

“Hemos sido testigos de un lado de la psicología del guepardo que no aparece con frecuencia: el lado materno y la aparente compasión por su presa. Lo sorprendente es cómo persistió el instinto del bebé de levantarse y acercarse a su madre para amamantar, a pesar de que la madre había sido reemplazada por el depredador. Este comportamiento inusual del pequeño cervatillo parecía haber causado los instintos maternos del guepardo, a pesar de que el bebé no era de su propia especie”.

CURIOSIDADES DEL GUEPARDO

  • Cuando nacen las crías no tienen manchas. Pero poseen una «melena» característica, que desaparece a medida que van creciendo. Las manchas por su parte van apareciendo poco a poco. Son únicas en cada ejemplar.
  • El guepardo posee una anatomía especializada para la carrera, es considerado el animal terrestre más veloz del mundo. Puede alcanzar los 72 km/h en sólo 2 segundos. El guepardo corre a una velocidad máxima aproximada de 113 km/h.Aunque su estructura física adaptada a la velocidad le da una gran ventaja en la caza, también limita su capacidad de lucha y defensa, por lo que prefiere cazar en horas del mediodía.
  • Mientras sus contrincantes descansan, las 2 manchas que se desprenden de los lagrimales les sirve para «bloquear» la luz del sol, en su pesada jornada de caza.
  • Si no alcanza a su víctima en menos de unos 400 metros, abandona la persecución, pues su formidable carrera no puede prolongarse por más de 500 metros.
  • A la hora de cazar escoge la táctica de caza en función del terreno y la situación.
  • A pesar de sus limitaciones, tiene alta efectividad. Rara vez falla. Por ejemplo, se estima que el guepardo logra entre 150 y 300 piezas anuales, frente a las 30 o 40 que consigue el león.
  • Las garras del guepardo no son retráctiles. Siempre las luce. Le sirven para aumentar la tracción y evita que derrape al correr.
  • El guepardo también puede sufrir estrés. Muy de acuerdo con los tiempos, ni este félido se salva de este problema tan común.
  • El guepardo es el felino con el corazón más grande. No hablo de que sea el más amoroso. En realidad, el tamaño del corazón del guepardo es así de grande, porque le permite bombear la sangre con más fuerza a todo su cuerpo que necesita al correr.
  • Sus pulmones y fosas nasales son muy amplias para absorber más oxígeno. Y su cola puede alcanzar la mitad de la longitud de su cuerpo lo que le da estabilidad en la persecución.
  • ¿Sabías que el guepardo no puede rugir? A diferencia de los felinos del género panthera. Emite un curioso sonido que puede confundirse con un pájaro.
  • Al cumplir un año y medio, la camada pierde todo contacto con la madre, pero siguen juntos hasta el primer celo.
  • Las hembras se separan e inician su solitaria vida. Los machos, en cambio, permanecerán juntos para cazar en equipo animales de mayor tamaño, como gacelas y ñus.
  • Su principal arma es la velocidad así que si alguno de los hermanos sufre una lesión que le impida correr, es inmediatamente expulsado del grupo.
  • Las hembras en cambio son prácticas: cazando crías de gacela logran la mayor efectividad con menor riesgo.
  • Los guepardos pesan entre 40 y 65 kg. Y miden entre 1.1 – 1.5 m de largo, más 55 a 80 centímetros de cola.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído