Se comunican alternándose, sin superponerse

¿Sabías que los animales se comunican entre ellos y son más educados que los seres humanos?

Tal como revela un estudio, los animales tienen la capacidad de mantiener conversaciones, a través de la transferencia de emociones, sonidos, sensaciones físicas, formas e imágenes

Desde hace más de 50 años se ha estudiado la comunicación animal, si bien la complejidad de pensamiento abstracto y el lenguaje humano nos dota de una singularidad, los animales también se comunican entre ellos, de hecho, establecen conversaciones organizadas. 

Una investigación de la Universidad de York, titulado ‘Taking turns: bridging the gap between human and animal communication’ (Hablar por turnos: construyendo un puente entre la comunicación humana y animal), explican que los animales establecen turnos de palabra observable en cuatro taxones: aves, mamíferos, insectos y anuros.

Los investigadores han llamado al arte de esperar el turno de palabra ‘turn-taking’, una forma de organizar una conversación o un diálogo en el que los participantes hablan alternándose, sin superponerse, como se detalla en este artículo de Nobbot. Esto quiere decir que, efectivamente, los animales no solo se comunican, sino que son conversadores educados.

El lenguaje de los animales

La comunicación interespecies no puede confundirse con el estudio del comportamiento animal que tiene como objetivo descifrar el significado del mismo, esto es lo que sucede por ejemplo con la etología canina.

Este tipo de comunicación hace referencia a la capacidad que cada organismo tiene para comunicarse mentalmente, no con palabras o mensajes concretos, sino a través de una transferencia de emociones, sonidos, sensaciones físicas, formas e imágenes.

Es así, como esta corriente defiende que cualquier animal puede comunicarse con cualquier otro, no a través de determinadas palabras sino a través de símbolos profundos, los cuales pertenecen a la región inconsciente de la mente.

Esto quiere decir que la comunicación interespecies hace referencia a la capacidad que tienen los animales para comunicarse telepáticamente.

Cómo se comunican los animales

Todo depende de su fisiología y medio: gruñidos, movimientos, pulsaciones, incluso destellos submarinos. Por lo general, se pueden distinguir tres formas de comunicación: auditiva, visual y química.

La comunicación química es el tipo más primitivo, y también el más difícil de identificar. Estas sustancias químicas son, por ejemplo, las feromonas, que se utilizan especialmente para establecer rituales de cortejo y reproducción; pero también para establecer límites y reconocer a miembros del grupo.

La comunicación visual se desarrolla por medio de movimientos y colores (por ejemplo, las ranas venenosas suelen ser de colores intensos, como el amarillo; o las plumas coloridas del pavo real se despliegan en rituales de apareamiento).

Las especies más complejas como algunos primates incluyen, además, las expresiones faciales.

Por último, las señales auditivas pueden emitirse de formas diversas. En el caso de los mamíferos, a través de las cuerdas vocales. En reptiles, como las serpientes, el sonido de cascabel de la cola; en insectos, la vibración de las alas o de órganos estridentes.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído