El felino, apodado Mick Jaguar, tiene fama de cazar a grandes reptiles

El caimán se despista un poco y el jaguar se lo merienda

Como para andarse con bromas con Mick Jaguar. El felino no perdona.

Abigail Martin, una activista de conservación de jaguares, capta el momento en que en que el  feroz Mick, habitante de la parte brasileña de Pantanal —bioma que se extiende en Bolivia, Paraguay y Brasil—, caza a un caimán de 50 kilos de peso.

La grabación muestra cómo el felino se aposta en el borde del río, espera a que el reptil -teóricamente mucho más fuerte que él en el agua- pase a su alcance y se lanza a por él.

Después arrastra el bicho que acaba de capturar hasta la orilla.

En un momento en que el felino afloja la presión de sus mandíbulas, el caimán aprovecha la ocasión e intenta escapar.

Sin embargo, el Mick Jaguar lo alcanzó con facilidad y volvió a hundir sus dientes en su cuello, arrastrándolo a los arbustos para merendárselo tranquilamente.

CURIOSIDADES DEL JAGUAR

El jaguar, yaguar o yaguareté (Panthera onca) es un felino de gran tamaño que habita en América del Norte, Central y del Sur.

Destaca por su pelaje amarillo o anaranjado así como por sus manchas oscuras. Además, sus manchas no se parecen a las de ningún otro felino, pues tiene forma de rosa y se denominan rosetas.

Los jaguares son los felinos más grandes de América y los terceros más grandes del mundo después del tigre y el león.

Estos mamíferos miden alrededor de dos metros y pueden llegar a pesar hasta 113 kilogramos. Las hembras, en cambio, pesan entre 45 y 90 kilogramos.

Los jaguares suelen vivir en los bosques y selvas tropicales, aunque también es posible encontrarlos en áreas desérticas como Arizona.

Estos felinos siempre permanecen cerca del agua ya que son pescadores. Además, sumergen sus colas en el agua para atraer a los peces, como si se tratara de un hilo de pescar.

Por otro lado, los jaguares son unos animales solitarios, pues solo se relacionan con otros de su especie cuando tienen que cuidar de sus cachorros o aparearse.

Asimismo, para mantener a raya a otros jaguares suelen marcar su territorio con la orina y señalan los árboles con sus garras.

  • Son carnívoros
    Los jaguares son unos animales carnívoros, por lo que se alimentan principalmente de venados, monos, pájaros, ranas, peces, caimanes y pequeños roedores. Si la comida es escasa, también cazan animales o ganado doméstico.
  • Sus mandíbulas son muy fuertes
    Las mandíbulas de los jaguares son más fuertes que las de cualquier otro felino. De hecho, con sus mandíbulas aplastan los huesos y se los comen. También son capaces de romper el caparazón de una tortuga marina.
  • Tienen una vida corta
    Estos animales tienen una vida corta, pues en su hábitat natural suelen vivir doce años. Sin embargo, en cautiverio pueden alcanzar los 20 de vida.
  • Son buenos nadadores
    A diferencia del resto de felinos, los jaguares no le temen al agua. De hecho, son muy buenos nadadores y llegan a cazar sumergiéndose por periodos prolongados.
  • Poseen una gran vista
    Estos felinos pueden ver seis veces mejor que los seres humanos por la noche debido a una capa de tejido en la parte posterior del ojo que refleja la luz.
  • Los jaguares negros son fruto de una mutación
    Los jaguares negros existen debido a una mutación genética. Esta mutación hace que la piel y el pelaje contengan mayores cantidades de pigmento oscuro. Además, estos jaguares suelen encontrarse en las selvas tropicales porque es más fácil para ellos mezclarse con las sombras oscuras de los árboles.
  • Están amenazados
    Aunque no se encuentran en peligro de extinción, los jaguares están amenazados debido a la caza furtiva así como a la destrucción de la selva tropical. La Federación Mundial de la Vida Silvestre estima que quedan alrededor de 15000 jaguares en estado salvaje.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído