EL BICHO GRANDE SE COME AL CHICO

Este es el momento exacto en que un cocodrilo caníbal devora a un colega más joven

Es poco común que este reptil depredador semiacuático ataque a ejemplares de su propia especie

Este es el momento exacto en que un cocodrilo caníbal devora a un colega más joven
Cocodrilo grande comiéndose al pequeño. PD

Se confirme la tesis de que, en general, el grande se come al chico.

Aunque este caso sea muy excepcional.

Un cocodrilo adulto de casi 4 metros de largo devora a un macho más joven en el Parque nacional Kruger de Sudáfrica.

Se aprecia en una instantánea tomada por un fotógrafo neerlandés que este 21 de diciembre de 2020 fue difundida por The Sun.

«Vimos a un cocodrilo agarrar a otro entre sus mandíbulas», explicó Jan Butter, autor de la fotografía.

«En el espacio aproximadamente de un minuto apretó su presa y la arrastró al agua para comérsela», añadió, precisando que después se alejó del lugar.

Es poco común que ese tipo de reptil depredador semiacuático ataque a ejemplares de su propia especie, aunque se sabe que en ocasiones puede hacerlo contra especímenes más jóvenes si creen que pueden dominarlos.

CURIOSIDADES DEL COCODRILO

Los cocodrilos (Crocodylidae) son unos reptiles semiacuáticos que habitan en las regiones tropicales de África, Asia, América y Australia.

Pertenecen a la orden de los Crocodilia, en la que también se incluyen los caimanes y los gaviales. Además, actualmente existen 14 especies distintas de cocodrilos, por lo que es posible encontrarlos de muchos tamaños.

El cocodrilo más pequeño es el cocodrilo enano. Mide aproximadamente 1,7 metros de largo y pesa de 6 a 7 kilogramos. En cambio, el cocodrilo más grande es el de agua salada, pues puede alcanzar los 6 metros de largo y pesar hasta 900 kilos.

Son animales carnívoros. En su hábitat natural se alimentan de peces, ranas, pájaros y crustáceos, mientras que en los zoológicos también pueden comer pequeños animales como ratones, ratas o incluso langostas.

Además, en la naturaleza, los cocodrilos utilizan las mandíbulas para aplastar a sus presas y tragárselas enteras, ya que no tienen la capacidad de masticar o romper en trozos pequeños la comida.

Estos reptiles viven mayoritariamente en climas tropicales, ya que son de sangre fría y su temperatura corporal depende por completo de la temperatura ambiente.

Por eso, en los meses más fríos del invierno entran en un periodo de hibernación en el que ralentizan su metabolismo y respiración. Además, para crear un lugar adecuado, excavan una madriguera cerca de la orilla del río o del lago.

  • Son muy longevos
    Aunque el tiempo de vida depende de la especie, son animales muy longevos que pueden alcanzar los 70 años. El cocodrilo más longevo del mundo, conocido como Henry, tiene actualmente 120 años.
  •  Se tragan las piedras
    Para facilitar la digestión, los cocodrilos se tragan pequeñas piedras que muele y aplasta la comida en sus estómagos. Algunos científicos creen que las piedras les ayudan a aumentar de peso y sentirse saciados.
  • Ponen muchos huevos
    Los cocodrilos ponen entre 10 y 60 huevos a la vez. Además, las crías permanecen en sus huevos alrededor de 100 días y miden unos 25 centímetros cuando nacen.
  • Tienen glándulas de sal
    Los cocodrilos tienen unas glándulas de sal en la lengua que les ayuda a tolerar el agua salada. Otros reptiles, como los caimanes, han perdido la capacidad de secretar el exceso de sal a través de las glándulas, por lo que prefieren el agua dulce.
  • No sudan
    Estos reptiles carecen de glándulas sudoríparas, por lo tanto no pueden sudar. Para mantenerse frescos, abren la boca en un proceso que se bastante a jadear.
  • Reemplazan sus dientes
    Los cocodrilos reemplazan rápidamente los dientes que pierden. De hecho, pueden regenerar alrededor de 8.000 dientes a lo largo de su vida.
  • Poseen un gran oído
    Los cocodrilos tienen un oído muy agudo. Es tan bueno que incluso pueden escuchar a las crías llamando desde el interior del huevo.
  • Son nadadores expertos
    Los cocodrilos son nadadores muy rápidos, lo que les ayuda a atrapar fácilmente sus presas. Además, pueden contener la respiración bajo el durante una hora aproximadamente.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído