Se trata de un espécimen diminuto de 50 millones de años con su cápsula genital perfectamente conservada

Un grupo de científicos hallan el fósil de un insecto asesino

Ser capaz de ver los genitales de un insecto es muy útil cuando se trata de determinar el lugar de un insecto fósil en su árbol genealógico

Un grupo de científicos hallan el fósil de un insecto asesino
El fósil de un insecto asesino PD

El grupo de investigadores de la Universidad de Illinois encontraron un insecto asesino y fosilizado que permite conocer mucho más del pasado de mundo animal.

Se trata de un espécimen diminuto de 50 millones de años con su cápsula genital, llamada pitóforo y con la longitud de un grano de arroz, inusualmente bien conservada.

Los científicos destacan que es notable porque las características físicas del insecto, desde el patrón de bandas en negrita en sus patas hasta las características internas de sus genitales, son claramente visibles y están bien conservadas.

Recuperado de la Formación Green River, en el actual Colorado, el fósil representa un nuevo género y especie de insectos depredadores conocidos como ‘insectos asesinos’.

Descubierto en 2006 al romper una losa de roca, el insecto fosilizado se dividió casi perfectamente de la cabeza al abdomen. La fractura también partió el pitóforo en dos.

Más tarde, un comerciante de fósiles vendió cada mitad a un coleccionista diferente, y los investigadores los localizaron y reunieron para este estudio.

Ser capaz de ver los genitales de un insecto es muy útil cuando se trata de determinar el lugar de un insecto fósil en su árbol genealógico, explica Sam Heads, paleontólogo del Estudio de Historia Natural de Illinois.

Las especies a menudo se definen por su capacidad para aparearse con éxito entre sí, y las pequeñas diferencias en los genitales pueden conducir a incompatibilidades sexuales que, con el tiempo, pueden resultar en el surgimiento de nuevas especies, señala Swanson. Esto hace que los genitales sean un buen lugar para concentrarse para determinar una especie de insecto.

Pero tales estructuras a menudo se ocultan en fósiles de compresión como los de la Formación Green River. «Ver estas estructuras finas en los genitales internos es un placer poco común. Normalmente, solo obtenemos este nivel de detalle en las especies que viven actualmente».

Las estructuras visibles dentro del pitóforo incluyen la placa basal, una estructura endurecida en forma de estribo que sostiene el falo, explica. El fósil también conservó los contornos de la faloteca, una bolsa en la que se puede retirar el falo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído