Un estudio derrumba uno de los indicadores para medir la inteligencia animal

El crecimiento del cerebro no equivale a una evolución de la inteligencia

Se analizó cómo evolucionaron el tamaño del cerebro y el cuerpo de los mamíferos durante los últimos 150 millones de años

El crecimiento del cerebro no equivale a una evolución de la inteligencia
Cerebro humano PD

El tamaño del cerebro no es proporcional a la inteligencia desarrollada.

A pesar de que fue considerado un indicador de la inteligencia animal, un estudio ha demostrado que no están vinculados.

Los científicos de la Universidad de Stony Brook y el Instituto Max Planck de Comportamiento Animal han reconstruido una línea de tiempo de cómo evolucionaron el tamaño del cerebro y el cuerpo de los mamíferos durante los últimos 150 millones de años.

El equipo internacional de 22 científicos, incluidos biólogos, estadísticos evolutivos y antropólogos, comparó la masa cerebral de 1.400 mamíferos vivos y extintos.

Para los 107 fósiles examinados, entre ellos ballenas antiguas y el cráneo de mono del Viejo Mundo más antiguo jamás encontrado, utilizaron datos de volumen endocraneal de cráneos en lugar de datos de masa cerebral.

Luego, las medidas del cerebro se analizaron junto con el tamaño del cuerpo para comparar la escala del tamaño del cerebro con el tamaño del cuerpo durante un tiempo evolutivo profundo.

«Una gran sorpresa fue que gran parte de la variación en el tamaño relativo del cerebro de los mamíferos que viven hoy en día puede explicarse por los cambios que sufrieron sus linajes ancestrales después de la extinción masiva y otros eventos cataclísmicos», dice Jeroen Smaers, biólogo evolutivo, profesor asociado de Antropología en la Universidad de Stony Brook y primer autor del estudio.

«Esto incluye la evolución de los cerebros de los mamíferos más grandes, como los delfines, los elefantes y los grandes simios, que evolucionaron en proporciones extremas después del evento de cambio climático hace 23-33 millones de años».

El estudio mostró además que la mayoría de los cambios en el tamaño del cerebro ocurrieron después de dos eventos cataclísmicos en la historia de la Tierra: la extinción masiva hace 66 millones de años y una transición climática hace 23-33 millones de años

Los autores concluyen que los esfuerzos para capturar verdaderamente la evolución de la inteligencia requerirán un mayor esfuerzo para examinar las características neuroanatómicas, como las regiones del cerebro conocidas por procesos cognitivos superiores.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído