El águila imperial vuelve a Cádiz gracias a Iberdrola

La compañía ha trasladado crías a un entorno natural de Cádiz, donde está en peligro de extinción, para recuperar la especie, hasta que por fin han volado en libertad. Hace unas semanas se recogieron ocho crías con alto riesgo de no sobrevivir en distintos nidos de Córdoba, donde se concentra el 90% de la población de águila imperial, y se las instaló en jaulones “hacking”, construidos expresamente para favorecer su recuperación. Los jaulones permiten la alimentación, mantenimiento e inicio del vuelo de las aves sin contacto alguno con los expertos dedicados a sus cuidados. De esta forma, se fomenta la identificación de los jaulones como nido y, tras la suelta del águila, vuelve al mismo entorno para la futura cría de polluelos.

Iberdrola ha destinado 65.000 euros al proyecto gracias al desarrollo de su planta fotovoltaica Cespedera. Cumple así con su compromiso con la protección de la biodiversidad de los territorios donde opera. Para Agustín Madro, coordinador del Proyecto de Recuperación del Águila Imperial de la Junta de Andalucía, “recogemos los pollos que van a morir en el nido porque les falta comida y los llevamos a lugares donde hay comida pero no hay águilas, como Cádiz”. Según Ernesto Marín, del Área de proyectos renovables de Iberdrola, “Andalucía será una comunidad clave para el impulso de las energías renovables”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído