Besar cura la depresión

Besar cura la depresión

El beso -tema de boleros, inolvidables fotografías y apasionadas escenas en la pantalla, de esas que dan escalofríos a los corazones románticos-, es la mejor terapia, principalmente para superar las depresiones que caracterizan al mes de enero, reveló una organización británica.

Liberador de endorfinas

Sin embargo, el beso puede también ser mortífero, como comprobó una chica canadiense, Christina Desforges, que murió a finales del año pasado tras darle un beso a su novio que acababa de comer un sandwich de mantequilla de maní, a la que ella era alérgica.

El beso «estimula la parte del cerebro que libera endorfinas en el torrente sanguíneo creando una sensación de bienestar», afirmó la principal agencia de terapia sexual británica, Relate, con sede en Londres.

Las endorfinas son los opiáceos naturales del organismo, cuya liberación en el cerebro provoca una sensación placentera, actuando como antídoto para la depresión.

Recordando que los beneficios para la salud de la liberación de endorfinas provocada por un beso han generado ya innumerables documentos científicos, la organización británica hace un llamado a que las personas se besen más, para combatir el desánimo que invade a muchos tras las fiestas navideñas y de fin de año.

Estudios anteriores demuestran que las parejas en el Reino Unido «no invierten mucho tiempo en besarse», sino que cada vez más sus horas están consagradas al trabajo, escribe Relate, especializada en terapia sexual y en dar asesoramiento psicológico a parejas.

En un documento titulado «El beso francés cuando el tiempo es gris», la organización enfatiza que los besos que aportan más beneficios para la salud y para combatir las tristezas no son aquellos en los que sólo se juntan los labios, sin mucha pasión o emoción.

Mientras más «excitantes» y apasionados sean los besos, «más adrenalina es liberada en la sangre», y mayores son los beneficios para la salud, asegura la organización británica.

La sexóloga británica Denise Knowles, que trabaja como asesora de terapia sexual en Relate, indica que los beneficios para la salud provocados por un beso apasionado se explican porque una fuerte liberación de adrenalina provoca un aumento de la tensión arterial y del ritmo cardíaco.

Knowles lamenta por eso que frecuentemente el beso es relegado en las relaciones de pareja, en una sociedad donde la gente busca sobre todo tener «buen sexo».

«Sin embargo, el beso aporta tanto bienestar y placer como el buen sexo, y es más fácil, pudiendo disfrutarlo ya sea en la intimidad o en público», dice la experta de esta organización, que el año pasado atendió a más de 150 mil personas en el Reino Unido para ayudarles en sus relaciones de pareja.

Knwoles hizo un especial llamado para que las parejas se besen más, sobre todo en el mes de enero.

«Enero es para muchos el mes más triste del año, cuando el tiempo es gris y las deudas contraídas en Navidad nos obligan a muchos a privarnos de algunas cosas», afirma Knowles.

La sexóloga exhorta por ello a las parejas a que, así como pagan las deudas navideñas, cancelen también las «deudas emocionales» pendientes, empezando a pagarlas…con un beso.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído