Bruselas exige el fin del ‘lobby’ boticario

En algunas comunidades autónomas se discrimina a quien quiere poner una farmacia. Así lo cree la Comisión Europea, que considera que la norma española es discriminatoria y ha dado un ultimátum de dos meses a nuestro país para liberalizar la apertura de estos establecimientos.

Para Bruselas, el sistema español es “desproporcionado” e incluso “contraproducente” porque fija criterios de población –para cada farmacia se precisa una población mínima de entre 2.800 y 4.000 habitantes– y eso puede que no garantice, según la UE, una buena oferta de medicinas en algunas áreas.

La concesión de licencias es otro de los aspectos criticados por la Comisión. En algunas comunidades –que tienen la potestad de modificar la legislación general que propone Sanidad– como la Valenciana, por ejemplo, se da prioridad a los farmacéuticos que tengan experiencia profesional en el mismo territorio en el que quieren abrir su farmacia, según informa Ana Fuentes en Metro.

Tampoco se ve con buenos ojos desde Bruselas que en España sólo los farmacéuticos puedan ser propietarios y administrar las 20.500 farmacias abiertas al público. Además, al mismo tiempo no se puede ser propietario o copropietario de más de uno de estos establecimientos.

Bruselas amenaza con presentar una denuncia ante el Tribunal de la UE si las medidas de liberalización no se ponen en marcha.

El sector ha pedido que se reconozca el buen funcionamiento del sistema en nuestro país. El Consejo General de Colegios Farmacéuticos asegura que:

«El 99% de los españoles tiene una farmacia donde vive y que los precios están entre los más bajos de Europa».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído