La lactancia peligra con la epidural

La lactancia peligra con la epidural

La inyección epidural que se administra durante el parto se asocia con menores tasas de lactancia materna, tanto a corto como a largo plazo. Un estudio muestra que las mujeres que recibieron la epidural durante el alumbramiento fueron más propensas a padecer problemas asociados con la lactancia materna en la primera semana y que dejaron de amamantar a sus bebés antes de los seis meses, en comparación con mujeres que no recibieron este tipo de analgesia.

Los datos se extraen de un estudio de la Universidad de Sídney (Australia) que se publica en la revista International Breastfeeding Journal. Los investigadores estudiaron a 1.280 mujeres que habían dado a luz entre marzo y octubre de 1997 en Australia, de ellas el 33% había recibido la epidural y el 41% a su vez fueron sometidas a cesárea.

Los resultados muestran que aunque la mayoría de las mujeres alimentaron con su leche a los bebés durante la primera semana, la anestesia epidural estuvo asociada con dificultades en la lactancia en los primeros días tras el nacimiento y con una alimentación materna parcial en la primera semana posterior al parto.

Además, las 416 mujeres que recibieron la epidural fueron dos veces más propensas a dejar de amamantar a sus hijos antes de los seis meses en comparación con mujeres que no utilizaron analgesia.

Según los investigadores, el 72% de las mujeres que no recibieron esta anestesia se encontraban alimentando con leche materna a sus bebés a las 24 semanas del parto en comparación con el 53% de las que recibieron petidina o epidural con bupivacaina y fentanil (un opiáceo). Los autores concluyen que este estudio se añade al creciente cuerpo de evidencias que señalan que el fentanil de la epidural podría estar asociado con dificultades en la lactancia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído