Los bares siguen envueltos en humo

Los bares siguen envueltos en humo

La exposición ambiental al humo en el primer año de aplicación de la ley antitabaco se ha reducido en los hogares (7,75%), en los centros de trabajo (15%) y, sobre todo, en los centros educativos (22%), mientras que no ha variado en los centros de ocio y hostelería. La ley de Salgado, por tanto, consigue un éxito a medias.

Así lo pone de manifiesto una encuesta sobre el impacto de la ley sobre el tabaquismo pasivo realizada por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) tomando una muestra de 3.300 hogares y 10.000 personas. El trabajo fue presentado ayer en un acto que contó con la presencia de la ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado.

La encuesta revela que la exposición ambiental al humo de tabaco en el hogar ha disminuido un 7,75% en el primer año de vigencia de la ley antitabaco y los niveles de exposición se sitúan en la actualidad alrededor del 8%.

En cuanto a los centros educativos, el impacto de la ley ha sido mayor y el número de personas expuestas se ha reducido en torno al 22%. Los niveles de exposición al humo del tabaco en estos lugares se mantienen entre el 15 y el 18%.

Según la encuesta, el impacto de la ley en los centros de trabajo en estos doce meses también es reseñable. Así, el nivel de exposición ha bajado alrededor del 15% y los niveles de exposición ambiental oscilan entre el 10 y el 20%.

Sin embargo, en el sector del ocio y la hostelería la muestra revela que, como ya preveían los expertos, la situación no ha variado respecto al estudio previo a la instauración de la ley. En estos locales, los niveles de exposición se mantienen entre el 35 y el 40%.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído