Los españoles y los japoneses, los más longevos

Los españoles y los japoneses, los más longevos

(PD).- Cada vez hay más españoles que son centenarios. A principios de 2006, el INE presentó unos datos que indican que en España hay casi 10.000 personas que han llegado a los cien años, y según las previsiones de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, esta cifra podría quintuplicarse cuando lleguemos al 2050.



Coincidiendo con la publicación de estos datos, los laboratorios Pfizer han publicado un estudio llamado Los 100 de 100. El contenido: una serie de entrevistas a centenarios que explican qué han hecho durante su vida y cómo la han vivido para llegar a una edad con tres cifras. Hace años, la posibilidad de llegar a la centena era muy poco provable. Ahora no extraña tanto. De hecho, España es el país con mayor esperanza de vida en todo el mundo (83,9 años para las mujeres y 77,3 para los hombres, según datos del INE correspondientes al 2006). Asimismo, nuestro país es el segundo del mundo con mayor número de centenarios y supercentenarios (mayores de 108 años), por detrás de Japón, que tiene más de 25.000.

Además del estilo de vida y la disposición de las personas, la genética también es un factor importante. Muchos centenarios tienen antecesores que han llegado a edades longevas. Según expertos, la genética tiene mucho que ver entre el 25 y el 30% de los casos de personas que han alcanzado la centena. El 75% restante depende de lo que rodea a la persona, aspectos como los hábitos dietéticos, nutricionales y sociales.

¿Qué hay que hacer para vivir durante tanto tiempo? La periodista Celeste López recoje una serie de recomendaciones en un artículo publicado en La Vanguardia.

En cuanto a la alimentación, seguir una dieta baja en calorías (sobre todo, a partir de cierta edad)es una práctica que prolonga la vida. Así lo ha puesto de manifiesto un estudio dirigido por el profesor de la Universidad de Sevilla Antonio Ayala, realizado en ratones, que revela que consumir menos calorías que las recomendadas, eso sí, con un suplemento de vitaminas y minerales que evite cualquier carencia nutricional, prolonga la vida.

No comer en exceso es una de las recetas que más repiten los centenarios cuando se les pregunta cómo vivir tanto. Lo dice Balbina, nacida en Navarra hace cien años; o Benito, con 101; o Cruz, emigrada a Argentina, que recomienda a los jóvenes «que no se pongan glotones» y coman «cosas serias, no grasas».

Pero, aunque controlarse con la comida es importante, más aún lo es no pasarse con la bebida. Así lo indica Ramón, otro navarro que también se fue a Argentina, en su caso para no tener que hacer el servicio militar: «He sido metódico en las bebidas y no he trasnochado casi nunca. Y eso que a mí me gusta un vaso de vino, pero de ahí no paso. Iba a las fondas y me bebía un cuartito, de ahí no pasaba nunca».

Y del tabaco reniegan la mayoría de los entrevistados por la fundación Pfizer, sobre todo las mujeres, que relatan con orgullo cómo consiguieron eludir esa moda.

Eso sí, una buena parte coincide en la necesidad de mantener una vida activa, algo que muchos han practicado en sus entornos rurales. Hay otros tantos que, además, abogan por cultivar la mente y mantener la curiosidad por todo lo que les rodea. Lo dice Angelita, nacida en Santander hace 101 años: «He leído mucho y todavía puedo leer algo. Es fundamental no dejar de sorprenderse, ya que la vida nos está ofreciendo maravillas siempre». «Me encantan los números, algo que me ayuda a mantener la concentración es dedicarme a hacer números y pasatiempos», dice Antonio, un pontevedrés que se ha «dedicado a sobrevivir» tras sufrir la Guerra Civil, perder a su mujer – «no creo que haya místico que que haya amado a Dios con más entrega de lo que yo amé a Celia»- y posteriormente, a su hijo.

Una de las cosas más interesantes que ha encontrado como práctica común el psiquiatra Jesús Fraiz, que ha realizado estudios sobre centenarios y supercentenarios, es el haber prolongado al máximo su actividad profesional. Trabajar es uno de los aspectos que más se repite en Los 100 de 100. Tanto han trabajado que tienen claro que ahora se vive mejor, por lo que recomiendan aprovechar las ventajas que ofrece la vida actual «en la que las necesidades básicas están cubiertas», señalan.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído