Los niños españoles vivirán menos que sus padres a causa de la obesidad

(PD).- La obesidad amenaza con acortar la esperanza media de vida española, una de las más longevas del mundo. Aún es una «alerta intelectual», un riesgo real «si no se ponen medidas para frenar la tendencia», explicó ayer Javier Aranceta, presidente de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria. En Estados Unidos ya ha dejado de ser una amenaza.

Un informe reciente de los CDC (centros para el control de la enfermedad) advierte que, por primera vez, los hijos podrían vivir menos que sus padres.

Como explica H. Ramírez de Castro en ABC, la aparición de enfermedades degenerativas asociadas al exceso de peso y los hábitos alimenticios inadecuados serían la causa de la reducción de la esperanza de vida.

Las tasas de obesidad estadounidenses duplican las españolas, pero España no se aleja tanto. Nuestro país ocupa el tercer puesto en el ránking de obesidad, tras el Reino Unido y Estados Unidos.

En los últimos 20 años, la prevalencia se ha duplicado entre los niños y adolescentes. «Una persona entre 12 y 15 años con obesidad desarrolla factores de riesgo que apuntan a una muerte prematura», insistió. Aranceta lanzó este mensaje durante la presentación del informe «Alimentación, consumo y salud», editado por «la Caixa».

El trabajo, realizado con la aportación de médicos, sociólogos y antropólogos, ofrece consejos para luchar contra esta epidemia del siglo XXI. Y lo hace desde otra mirada, una nueva en la que no bastan ni las dieta, ni los fármacos, ni las cirugías para resolver el problema, sino los cambios sociales.

«La cuestión no es si comemos cada vez peor, sino si es posible comer bien. Hoy no existen condiciones sociales para alimentarnos saludablemente. Los ingresos, la edad y la ocupación influyen», indicó Cecilia Díaz, coordinadora del informe.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído