Una cirugía para crecer 5 centímetros

(PD).- Una solución tan simple como colocar una prótesis de silicona sólida en la cabeza basta para conseguir que personas adultas crezcan entre 3 y 5 centímetros de estatura.

Luis de la Cruz, jefe del equipo de cirugía plástica de la Clínica La Luz de Madrid ha diseñado esta técnica tan imaginativa que permite ganar altura sin tener que pasar por operaciones delicadas y traumáticas como la cirugía de alargamiento de piernas.

En este caso, los centímetros de más se consiguen aumentando el volumen en la cabeza. Por eso, la alternativa no es apta para personas con cabezas muy alargadas. La prótesis se coloca entre el cuero cabelludo y el hueso del cráneo a través de una pequeña incisión de 5 centímetros.

La cicatriz, similar a la de una pequeña brecha, queda oculta por el pelo por lo que resulta imperceptible tanto a la vista como al tacto. Todo el proceso se realiza bajo sedación intravenosa y anestesia local.

El paciente sólo debe permanecer una noche ingresado. No es necesario cortar el pelo y la persona tratada puede reincorporarse a su vida normal en menos de tres días.

Con una sola intervención se logran hasta 3 centímetros. Para llegar a los 5 centímetros, el proceso es más complejo y se necesita pasar dos veces por el quirófano para colocar prótesis con mayor volumen.

La primera, para introducir un expansor, una especie de balón que se hincha poco a poco con suero para dilatar progresivamente la piel que alojará la prótesis.

El volumen del expansor se aumenta cada diez días con una jeringuilla que introduce más líquido. Dos meses después de la primera cirugía se coloca el implante. También se realiza con anestesia local y sedación todo el proceso.

Las prótesis de más volumen están indicadas para pacientes con unas características morfológicas muy determinadas. «Está pensado para personas que tienen un cráneo más plano. Además de ganar centímetros pueden conseguir alguna mejora estética y una cabeza más armónica», indica De la Cruz. Antes de someterse a una intervención de este tipo se realiza un detallado estudio del cráneo del paciente.

Trabajos donde importa la talla
Los resultados son menos ambiciosos que la cirugía para alargar las piernas, «pero también mucho menos agresivos. A determinadas personas, tres centímetros más puede cambiarles la vida. Entrar en el cuerpo de bomberos, en el ejército, ser modelo o azafata puede depender de unos centímetros de estatura», explica el cirujano plástico.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído