La consulta del dentista, fuente de contaminación de mercurio


(PD/Agencias).- Los consultorios odontológicos son fuente de una peligrosa forma de contaminación con mercurio del agua potable, indicó un estudio. Un equipo de investigadores de la Universidad de Illinois halló que pruebas de laboratorio de muestras de agua de dos consultorios con altos niveles de metilmercurio, que es una alteración del metal tóxica para el cerebro y el sistema nervioso.

El mercurio forma parte de los rellenos de plata que durante mucho tiempo se utilizaron para tratar las caries; en esa forma, es seguro. Pero cuando los dentistas utilizan el torno para extraer esos rellenos, las diminutas partículas de mercurio que terminan en aguas residuales están expuestas a una bacteria reductora del sulfato que transforman a esas partículas en metilmercurio.

El nuevo estudio, publicado en la revista Environmental Science & Technology, cuestiona si los consultorios odontológicos serían una fuente importante de metilmercurio en el suministro de agua potable. «Hallamos los niveles más altos de metilmercurio jamás reportados en muestras de agua», declaró el doctor Karl J. Rockne.

El equipo dirigido por Rockne estima que cada año ingresarían hasta 5 kilogramos de metilmercurio de aguas residuales dentales a la red de agua potable en Estados Unidos. Aunque la cantidad parece pequeña, el equipo aseguró que esta forma de mercurio en proporciones mínimas puede ser muy tóxica. Con todo, los resultados surgen de muestras obtenidas de sólo dos consultorios, uno con un odontólogo y otro con 12 especialistas.

Por eso, Rockne opina que se necesitan más estudios para confirmar este resultado. En Estados Unidos se controla el nivel de mercurio en las redes de agua potable. Si supera un determinado umbral, existen medidas para reducirlo al nivel aceptable. El mercurio que ingresa al agua puede ser consumido por los peces o llegar a la industria alimentaria.

Los consultorios odontológicos están lejos de la fuente más importante de contaminación ambiental con mercurio en Estados Unidos. Las centrales eléctricas alimentadas con carbón emiten al aire unas 50 toneladas de mercurio por año. A diferencia de esto, el problema del mercurio en los consultorios se puede solucionar. Los separadores de amalgama ayudan a eliminar las partículas de mercurio de las aguas residuales y son «un buen primer paso», dijo Rockne.

Pero agregó que también se necesitan otras medidas. «Tenemos que trabajar más para prevenir que esto ocurra. Estamos hablando de un embudo, un punto de control. Como ingeniero puedo decir que este es un problema con origen identificable, por lo que podemos corregirlo», señaló Rockne.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído