Un envejecimiento acelerado y el cáncer, dos peligros de los viajes espaciales

Un envejecimiento acelerado y el cáncer, dos peligros de los viajes espaciales


(EFE).- Los viajes prolongados por el espacio pueden acelerar el envejecimiento y activar el desarrollo de cáncer de colon, reveló un estudio difundido hoy por investigadores del Centro Oncológico Integral de la Universidad de Georgetown.

El estudio, presentado ante la Asociación de EE.UU. para la Investigación del Cáncer, indicó que la radiación de alta energía en el espacio puede provocar ese envejecimiento prematuro como resultado de una presión «oxidativa».

Por otra parte, los astronautas enfrentarían un mayor peligro de cáncer de colon como consecuencia de la exposición de lo que califican como la alta radiación de energía lineal (LET, por sus siglas en inglés) en el espacio.

«La exposición a la radiación, intencional o accidental, es inevitable en nuestra vida, pero con planes para una misión a Marte, es necesario que tengamos un mayor conocimiento de la radiación en el espacio», señaló Kamal Datta, profesor auxiliar del centro oncológico y autor del estudio.

«En estos momentos no tenemos información concluyente para calcular los riesgos que podrían afrontar los astronautas», agregó.

A partir de su proyecto «Constellation», que sustituirá con nuevas naves a los actuales transbordadores, la NASA proyecta enviar misiones tripuladas a la Luna y Marte a partir de las décadas de 2020 y 2030.

Un estudio difundido hace cuatro años por la Academia Nacional de las Ciencias, que agrupa a instituciones de investigación, indicó que la incidencia de cáncer podría ser mayor entre los astronautas.

Por otra parte, el Consejo Nacional de Investigaciones recomendó el mes pasado una intensificación de los estudios vinculados a la radiación y su efecto en los astronautas, así como el desarrollo de métodos para protegerlos de ese peligro.

El estudio, realizado por los científicos de la Universidad de Georgetown y financiado por la NASA, indicó que hasta ahora los cálculos sólo están referidos al efecto acumulativo de la radiación.

Una mejor evaluación debería incluir no sólo la dosis sino la naturaleza y calidad de esa radiación, según señala.

En pruebas realizadas con ratones, Datta y el equipo científico midieron el nivel de radicales libres como expresión de la reacción genética a niveles de radiación similares a los que existen en el espacio.

Los científicos determinaron que el ambiente celular en el aparato digestivo era altamente «oxidativo», es decir, con abundancia de radicales libres durante lapsos muy prolongado, una situación que, según señalan, es conducente al desarrollo del cáncer.

Además del daño celular, los científicos también descubrieron que los ratones expuestos a la radiación envejecían prematuramente.

Datta manifestó que ese envejecimiento prematuro se expresó en el cambio de color del pelaje de los roedores y que la observación será profundizada con un estudio del cerebro de los animales.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído