La maternidad contrarresta los trastornos alimentarios

(PD/Agencias).- Las mujeres sufren menos trastornos alimentarios después de ser madres que aquellas que no tienen hijos, en gran parte, porque dejan de beber y son menos impulsivas, indicó un estudio en Noruega. Estos resultados no alcanzarían a las mujeres que viven en países con sistemas de ayuda a parejas con niños pequeños menos generosos, explicaron los autores del estudio, Tilmann von Soest, de Norwegian Social Research, y Lars Wichstrom, de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Noruega en Trondheim.

«En entornos menos asistenciales, seguramente los padres están expuestos a más estresores económicos y psicológicos, por ejemplo. Esa exposición actuaría en contra de la influencia positiva de los cambios del estilo de vida después de tener un hijo», dijo Von Soest. Este experto junto a Wichstrom estudiaron a 1.206 mujeres, inicialmente sin hijos, durante seis años para determinar si la maternidad influía de algún modo en la alimentación.

Las mujeres presentaban menos trastornos alimentarios después de tener un hijo, lo que los autores atribuyeron a una reducción de la conducta impulsiva y del consumo de alcohol. Mientras las mujeres que seguían sin tener hijos sufrían un aumento de la insatisfacción con su imagen corporal, las que habían sido madres, no.

Según estos resultados, dijo Von Soest, es posible que la reducción del consumo de alcohol y otras estrategias para generar un estilo de vida más estable ayuden a las personas a superar los trastornos alimentarios.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído