Saber de medicina gracias al Dr. House

Saber de medicina gracias al Dr. House

(PD).- El Dr. House no sólo nos entretiene, también nos enseña o, por lo menos, así lo asegura la Sociedad Española de Neurologia. Esta sociedad, que asesora a los guionistas de series médicas, cree que éstas logran que el conocimiento de las personas sobre problemas médicos sea mayor aunque sin rigor científico.

Según ha dado a conocer la Sociedad Española de Neurología (SEN)series televisivas como ‘Urgencias’, ‘House’, ‘Anatomía de Grey’ o ‘Hospital Central’ sirven para aumentar el conocimiento sobre las dolencias neurológicas entre la sociedad, aunque reclama que las tramas directamente relacionada con temas médicos incluyan un mayor rigor científico.

Estas series médicas han logrado que las dolencias neurológicas sean reconocidas por toda la sociedad, según ha señalado la citada entidad. «Por eso es importante que aquello que muestran las series de televisión tenga un rigor científico».

Según remarca esta asociación el 30% de los españoles antes desconocía a qué especialista acudir ante enfermedades neurológicas y, ahora, la situación ha cambiado completamente. La Sociedad Española de Neurología achaca este cambio al éxito y a la repercusión que tienen estas producciones médicas, según publica FormulaTV.com.

Así las cosas, la falta de habla, ictus, Alzheimer o síndromes paraneoplásicos, síntomas reales de casos neurológicos, son cada vez menos desconocidos y más usados al haberse popularizado gracias a su inclusión en las tramas de estas series.

ENCARGADA DE ASESORAR A LOS GUIONISTAS

De cualquier modo, la Sociedad ESpañola de Neurología sabe bien de lo que habla, ya que es esta asociación una de las encargadas de asesorar a los guionistas de las series con el único objetivo de mantener al ciudadano bien informado. La mecánica de trabajo para estos guiones empieza por la propuesta de los casos que van a ocurrir en los distintos capítulos por parte de los neurólogos de la SEN.

Estas propuestas se hacen en función de la prevalencia y la repercusión de las distintas dolencias, ya que la finalidad principal para la asociación es informar al público.

Con esta propuesta sobre la mesa, los guionistas de las series se encargan de redactar las tramas que compondrán el episodio. La aprobación final del episodio volverá a pasar por las expertas manos de los neurólogos, ya que son ellos nuevamente los que decididen si lo redactado se ajusta o no a la realidad médica.

VOCES EN CONTRA

Sin embargo, no todos son de la misma opinión. A primeros de año la Comisión Central de Deontología de la Organización Médica Colegial (OMC) dio a conocer un informe sobre la imagen que los seriales médicos de televisión ofrecen sobre los médicos y la profesión médica en general, alertando sobre el impacto de los mismos en un tema de tanta trascendencia como es la salud de los ciudadanos, a los que pueden trasmitir una imagen alejada de la realidad, con los consiguientes riesgos para la salud y para la sostenibilidad del sistema público sanitario.

Aunque se reconoce el derecho a realizar series de ficción, cuando se trata de la salud hay que ser extremadamente cuidadosos a fin de no enviar mensajes confusos o erróneos sobre la salud o la asistencia sanitaria que pueden recibir los ciudadanos.

Así, por ejemplo, si se contabilizan los casos de supervivencia tras una reanimación cardio-pulmonar, vemos que ésta es significativamente más alta en las series televisivas que en la vida real, creando de esta forma expectativas exageradas de éxito en los pacientes y familiares que pasan por un trance de este tipo.

De igual forma, los diagnósticos, exploraciones y tratamientos que se muestren en estas series deben ser proporcionales a las enfermedades presentadas, de otra forma –tal como sucede con demasiada frecuencia en las series médicas- se está animando a la población a la exigencia de exploraciones y tratamientos innecesarios, que sólo vienen a aumentar el gasto sanitario y las listas de espera, privando de unos recursos -que siempre son limitados en un sistema público- a los pacientes que de verdad los necesitan.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído