Diez días para ver las cosas de otro modo

Diez días para ver las cosas de otro modo

(PD/Agencias).- El pasado martes, los 250 estudiantes de un colegio de Estrasburgo apagaron voluntariamente la tele, el ordenador y sus videojuegos y no volverán a encenderlos hasta dentro de ocho días.

No, no se trata de un castigo, sino de una iniciativa para promover un espíritu crítico y estilos de vida más saludables entre los más pequeños.

«Es un duelo entre todo un colegio y un enemigo que tiene grandes medios de seducción. Y no está ganado de antemano», reconoce unos días antes de que comience el denominado ‘Desafío: 10 días para ver las cosas de otro modo’, Xavier Rémy, director del colegio.

Esta iniciativa, concebida inicialmente por investigadores canadienses, está organizada con el apoyo de muchos padres y de asociaciones de ocio y tiempo libre.

Para prepararse a «ver las cosas de otro modo» y a convertirse en personas menos pasivas delante de la televisión, los pequeños de 6 a 12 años han estado aprendiendo durante unos meses a descifrar las imágenes, a desmenuzar los anuncios publicitarios e, incluso, a crear sus propios vídeos.

Los jóvenes han recibido un diario donde deberán anotar sus experiencias tras lo cual se comprometerán «a hacer todo lo que sea humanamente posible para conseguir el desafío».

Cada niño podrá ganar cinco puntos al día de lunes a viernes y otros siete durante los sábados y domingos si no se entretiene viendo la tele o jugando con el ordenador y videoconsolas.

«El máximo para el colegio es de 14.732 puntos. Estimaremos que hemos ganado el duelo si se obtienen aproximadamente el 70%», señala el director.

La experiencia nació después de constatar que los niños pasan unas 1.200 horas delante de sus pantallas (una cifra que supera con creces las 800 horas que están en el colegio) y ven, de media, unas 8.000 muertes en televisión, según ha explicado Serge Hygen, encargado del proyecto en Eco-Conseil, un instituto especializado en educación para la ciudadanía.

Los estudios previos realizados en Quebec y Estados Unidos sobre la iniciativa muestran una reducción considerable de la violencia verbal y física entre los participantes, además de una mejora en su alimentación y estado de salud. La iniciativa se llevará a cabo en los próximos meses en otros colegios de la ciudad francesa.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído