El ejercicio aumenta en sangre una proteína que reduce el apetito

(PD).- En un pequeño estudio sobre adultos con sobrepeso y obesidad, un programa de tres meses de ejercicio aeróbico sin modificar la alimentación redujo significativamente el nivel de grasa corporal y provocó una disminución espontánea del consumo diario de calorías. La cantidad de peso perdido y la reducción de las calorías diarias estuvieron directamente relacionadas con los niveles en sangre de una proteína llamada factor neurotrófico cerebral (BDNF, por su sigla en inglés).

«La disminución del consumo diario de calorías estaría relacionada con el efecto de la BDNF», dijo el doctor Henry Anhalt, de Animas Corporation, en West Chester, Pensilvania, en la reunión anual de la Sociedad de Endocrinología, en San Francisco. «Es posible que el aumento de este compuesto suprima el apetito, aunque no lo probamos de manera directa», agregó Anhalt durante una conferencia de prensa.

En el estudio, el equipo dirigido por la doctora A. Verónica Araya, del Hospital de Clínicas de la Universidad de Chile, en Santiago, analizó los niveles en sangre del BDNF antes y después de tres meses de ejercicio aeróbico. En el estudio participaron 15 hombres y mujeres con sobrepeso y obesidad. Los siete hombres y las ocho mujeres de 26 a 51 años hicieron ejercicio sobre una cinta para caminar y una bicicleta fija.

Al finalizar los tres meses de actividad, los participantes habían adelgazado y reducido el perímetro de cintura y el porcentaje de grasa corporal. El equipo registró también en los participantes una disminución de la presión y del consumo de calorías diarias, al mismo tiempo que aumentaban los niveles en sangre del BDNF. Araya declaró mediante un comunicado: «Es importante conocer los factores que participan en la respuesta a las distintas terapias para bajar de peso porque así podremos hallar un marcador que nos adelante la respuesta a cada intervención».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído