Maragall presenta su fundación para luchar contra el Alzheimer

(PD).- La fundación que el ex presidente catalán Pasqual Maragall ha impulsado para investigar sobre el Alzheimer busca recursos económicos de origen privado para crear un centro de investigación internacional que financie proyectos científicos «de alto riesgo» en la lucha contra esta enfermedad.

Mediante el fondo «Alzheimer Internacional», la fundación que preside Pasqual Maragall, quien padece esta dolencia neurodegenerativa, pretende desarrollar un centro de investigación «de excelencia», dirigido por un comité científico internacional, que dé apoyo económico a proyectos «arriesgados» y «poco convencionales» formulados por jóvenes investigadores de todo el mundo.

El director de la fundación, el doctor Jordi Camí, médico personal de Maragall, ha explicado hoy, durante el acto de presentación de la entidad, que este centro dará un apoyo radical, sin restricciones y «lejos del conservadurismo» actual a los mejores proyectos científicos de investigadores de todo el mundo.

El objetivo, ha dicho, es hallar soluciones efectivas e inmediatas contra el Alzheimer, desarrollando nuevas tecnologías que permitan un diagnóstico precoz y tratamientos que ralenticen o prevengan el desarrollo de esta enfermedad sin cura.

Para lograrlo, la Fundación Pasqual Maragall se ha propuesto conseguir los recursos económicos necesarios en el sector privado, pese a que su papel en el ámbito de la investigación biomédica en España es aún incipiente y muy secundario.

Camí, acompañado del ex presidente de la Generalitat y de su esposa, Diana Garrigosa, ha indicado que Maragall tiene «amigos muy generosos» que ya han realizado las primeras donaciones, aunque los recursos disponibles por el momento están aún lejos de permitir la creación de un centro de investigación de esta envergadura.

Y es que, según el doctor, director del Parque de Investigación Biomédica de Barcelona, el proyecto necesita, por un período de diez años y de manera estable, la disposición de un mínimo de quince millones de euros anuales. «Queremos romper el maleficio que tiene la sociedad actual. No tenemos buena fama en lo que respecta a proyectos liderados o sustentados por el sector privado», ha señalado Camí, que quiere demostrar que «es posible levantar» los recursos económicos suficientes como para «tirar adelante este proyecto». «En los próximos meses nos proponemos peinar a todas las personas y empresas que tienen muchos recursos, porque nuestro objetivo es convencer de que nuestro proyecto vale la pena», ha añadido Camí, que espera que a finales de este año o principios de 2009 se pueda saber si se está en condiciones de que el centro pueda iniciar su andadura.

Camí ha remarcado que el fondo «Alzheimer Internacional» nace con la vocación de lograr éxitos comparables a los que han logrado centros financiados estratégicamente por el sector privado, como el «Janelia Farm», impulsado por el Howard Hugues Medical Institute y enfocado en la neurobiología.

El futuro Instituto de Investigación Pasqual Maragall, pues, pretende hacer de Barcelona «la capital» de la lucha contra el Alzheimer y las enfermedades neurodegenerativas, gracias a los recursos del sector privado.

Pasqual Maragall, que ha mantenido un discreto segundo plano en la presentación de la fundación que lleva su nombre, ha asegurado que lo que más le gusta del proyecto es «que tiene ambición» y es «por una causa noble». «A Gaudí también le dijeron que estaba loco cuando empezó a construir la Sagrada Familia», ha recordado Maragall, quien ha apostillado que si la fundación consiguiera su objetivo sería lo que el arquitecto catalán «fue a la arquitectura».

Maragall ha presentado hoy públicamente su fundación en un multitudinario acto que se ha celebrado en el Teatro Nacional de Cataluña, al que han acudido unas 200 personas, que han querido mostrar así su apoyo al ex presidente de la Generalitat en esta nueva andadura.

Entre los presentes se encontraban numerosos consellers, como Marina Geli, Antoni Castells, Josep Lluís Carod-Rovira o Carme Capdevila, así como el líder de CiU, Artur Mas, o el presidente del FC Barcelona, Joan Laporta.

El presidente catalán, José Montilla, no ha podido asistir al acto debido a un compromiso, pero está previsto que cene esta noche con Maragall para hablar más íntimamente de este proyecto científico.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído