Una vacuna para dejar de fumar

(PD).- La adicción a la nicotina es un problema de salud pública. The Lancet ha publicado un informe en el que se revisan las estrategias para abandonar el hábito tabáquico, entre las que se encuentran las vacunas.

Dorothy Hatsukami, del Centro de Tabaquismo de la Universidad de Minnesota, ha revisado los datos de una vacuna frente a la nicotina cuyo objetivo es estimular el sistema inmunitario para que desarrolle anticuerpos antinicotina. Los trabajos se encuentran aún en fases muy experimentales.

También se han fijado en los beneficios limitados de la reducción del consumo de tabaco con la ayuda de las terapias de reemplazo de la nicotina, «ya que los sujetos siguen expuestos a un porcentaje significativo de tóxicos». Así, los autores del informe señalan que la adicción al tababaco o a la nicotina debería tratarse como una enfermedad crónica.

El tratamiento necesita esfuerzos persistentes para que los fumadores dejen su hábito y las recaídas deben considerarse como algo muy probable. En un editorial adjunto, Kenneth Warner, de la Escuela de Salud Pública de Ann Arbor, en Estados Unidos, destaca la importancia de implantar las conclusiones adoptadas en la Convención del Control del Tabaco, que fueron ratificadas por 154 países.

Las conclusiones principales son que la comunidad médica debe organizar mejor el tratamiento de la dependencia tabáquica en la práctica clínica diaria y que se deben potenciar las medidas restrictivas establecidas por los gobiernos de algunos países.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído