PREVENCIÓN DE LA DROGODEPENDENCIA DESDE LA FAMILIA

DROGODEPENDENCIA(Dr.Bartolomé Beltrán).-La primera y más evidente medida para prevenir la drogadicción es evitar que la persona pueda disponer de esa sustancia, tratar de que no se sienta presionado por la sociedad, ni que se forme un carácter dependiente (en el caso de los adolescentes).

* Fomentar hábitos de vida saludables desde la familia.
* Controlar todos los factores que pueden desembocar en una dependencia. El primero de ellos es el consumo continuado de una sustancia sea por el motivo que fuere (presión social, prescripción médica…). También se deben vigilar los efectos gratificantes de la drogas porque son los que alientan el consumo. Por último hay que atender al posible cambio de personalidad que produce la adicción y que tiene como consecuencia el desplazamiento de las cuestiones verdaderamente primordiales como la seguridad y la salud. La mejor forma de controlar estos factores es buscar ayuda profesional y continuar fomentando los hábitos saludables aunque parezca inútil.

INTENTAR:

* Sentirse a gusto con ellos, participando del ambiente familiar.
* Escucharles y no imponer las propias opiniones, razonando es más sencillo llegar a un acuerdo.
* Seguir e interesarse por su evolución escolar.
* Facilitarles el contacto con asociaciones juveniles, de ocio y de tiempo libre.
* Enseñarles a resolver por sí mismos los problemas que aparezcan en su entorno y ser críticos con ellos.
* Hablar abiertamente de los peligros que entraña el consumo de drogas y no clasificarlas nunca como “drogas duras” o “drogas blandas” porque todas son peligrosas. Esto se debe hacer a partir de los 10 u 11 años porque aunque pueda parecer temprano, es necesario formar en los niños una actitud de rechazo frente a estas sustancias.
* Hacerles ver que para los padres lo más importante es la salud, la seguridad y el bienestar de sus hijos.
* Transmitirles valores como la responsabilidad, el esfuerzo por conseguir las metas propuestas, tolerancia, respeto, compromiso, participación, solidaridad,…
* Apoyar y facilitar el desarrollo de su proyecto de vida autónomo para que sepan decir no ante presiones externas y aprendan a medir las consecuencias de cada una de las decisiones que adopten en la vida.

EVITAR:

* Ignorar sus problemas personales y escolares.
* Tratarlos con prepotencia haciéndoles ver que los padres lo “saben todo”. El diálogo siempre es más fructífero que la imposición porque sí.
* Ser excesivamente permisivo.
* Que se produzcan contradicciones en su vida familiar y sociolaboral.
* Eludir hablar de drogas o adicciones con ellos.
* Transmitirles actitudes positivas hacia el consumo de drogas.
* Modificar constantemente las normas marcadas.
* Excesiva sobreprotección.
* Menospreciar a los hijos por no ser lo que los padres esperaban.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído