SUGERENCIAS PARA AFRONTAR LA SOSPECHA DE QUE UN FAMILIAR O AMIGO ESTÁ EN CONTACTO CON LAS DROGAS

DROGAS (Dr.Bartolomé Beltrán).- * Hablar de ello y no caer en la tentación de ocultárselo al cónyuge. Es necesaria la ayuda de los dos para superar el problema.

* Comentarle al joven que la familia está al corriente de lo que pasa, que no piense que sus padres no se enteran de nada. Eso sí, siempre desde un tono interesado y nunca agresivo.

* Los padres siempre deben ofrecer su ayuda aunque sepan que les va a rechazar. Esto le hará darse cuenta de que en casa están pendientes y preocupados por lo que le pasa.

* También se debería tratar de hablar con alguno de sus amigos o amigas porque quizás puede aclarar algo o ayudar a diseñar un plan de acción conjunto.

* Si todas las sospechas se confirman será necesario preparar una entrevista abierta y sincera con su hijo o hija. Al principio lo negará todo o incluso se pondrá impertinente, pero si consiguen que acepte la evidencia, el paso más importante estará dado.

CÓMO ACTUAR CUANDO UN HIJO RECONOCE QUE CONSUME DROGAS.

* Dialogar en confianza con su hijo/a en actitud de acogida y nunca de rechazo, buscando en común los motivos que le llevaron a dicho consumo, sustancias que está tomando, dosis, frecuencia…
* Investigar hasta que punto el/la joven es consciente de los riesgos que corre al tomar drogas así como la función que está cumpliendo para él/ella la droga en sí.
* Informarle y orientarle sobre las sustancias que están tomando y todo lo relacionado con ellas.
* Hacerle ver que usted está a su lado, aunque subrayando su desaprobación por dicho consumo.
* Reflexionar sobre lo que usted puede hacer o seguir haciendo por su hijo.

NUNCA SE DEBE:

* Caer en la desesperación porque de las drogas se puede salir con la ayuda adecuada y además, ser consumidor esporádico no siempre supone convertirse en consumidor habitual.
* Criticarle continuamente por su comportamiento.
* Desentenderse de él.
* Convertirse en perseguidor constante de sus pasos, de sus acciones.
* Acosarle repetidamente con preguntas, acusaciones, reproches,…

QUÉ HACER SI UN HIJO NO DESEA ABANDONAR LAS DROGAS

* Intentar hablar con él/ella con confianza y respeto.
* Reconocer y asumir que no consume drogas porque quiere porque es muy posible que las drogas ya estén controlando su conducta.
* Mantener la calma ante el síndrome de abstinencia, sin aceptar chantajes de ningún tipo.
* Intentar convencerle para que inicie un tratamiento de desintoxicación.
* Marcar unos horarios y unas normas de convivencia en la casa, lo que facilitará el clima de entendimiento.

NUNCA:

* Ceder ante los chantajes (autolesiones, delinquir, promesas de curación,…).
* Discutir con él/ella.
* Ponerse como ejemplos.
* Amenazarlo, coaccionarlo o chantajearlo para que se someta a tratamiento.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído