El doctor Montes no tiene quien le firme su Manifiesto pro eutanasia

(PD).- El nuevo abanderado de la «muerte digna» en España no encuentra por ahora adhesiones. El Manifiesto de nueve puntos, en el que el doctor Luis Montes reclama el «derecho a la autodeterminación» del ser humano y aboga por la despenalización del suicidio asistido y la eutanasia, no ha despertado el más mínimo interés entre la profesión médica.

Tampoco parece que esté encontrando más eco entre los filósofos, juristas, teólogos, personalidades de la cultura, científicos, investigadores y medios de comunicación, a los que el doctor Montes pide su apoyo, según informa El Semanal Digital.

Sólo los políticos han entrado al trapo para desmarcarse. Lo hizo el PSOE después de alentar el debate aunque, a la hora de la verdad, le dio esquinazo. El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, recordó hoy el episodio al subrayar que hasta los propios socialistas descartaron la propuesta en su Congreso Federal de junio. En su opinión «no hay nadie en España que esté secundando una propuesta», como la del doctor Montes.

Y es que los nuevos modelos de atención a enfermos avanzados y terminales cubren las necesidades de enfermos y familias. Además, desde el Ministerio de Sanidad se ha impulsado un Plan Nacional de Cuidados Paliativos que cuenta con el consenso de las comunidades autónomas, por lo que sólo cabe avanzar en la mejora y profesionalización de este tratamiento.

Guía de cuidados paliativos

La Comunidad de Madrid lo ha hecho y hoy ha presentado su propia Guía de cuidados paliativos, en compañía de la presidenta del colegio de Médicos de Madrid, Juliana Fariña, y el presidente de la Asociación Madrileña de Cuidados Paliativos, Álvaro Gandara.

La Comunidad de Madrid contará con un coordinador de cuidados paliativos que gestionará y unificará criterios de actuación entre las diferentes unidades de estas características que presten sus servicios en los diferentes niveles asistenciales de la región.

La guía establece homogeneidad en los criterios de actuación con independencia de que los cuidados se presten en domicilio o en el centro hospitalario. Se complementará con otras guías más específicas, y aborda criterios generales de terminalidad, clasificación de situaciones complejas y no complejas desde las perspectivas física, psicológio-emocional, social y ética, control general de síntomas y criterios de atención frente a los síntomas más frecuentes de desestabilización del paciente terminal, tales como el dolor, disnea, delirium, distrés psicológico, hemorragia y atención a la fase final.

Según los datos presentados hoy por la Consejería de Sanidad, los grupos de cuidados paliativos atendieron en 2007 a 3.341 pacientes distintos, el 80 por ciento de ellos corresponde a pacientes terminales oncológicos. Además se realizaron más de 18.000 visitas domiciliarias y se atendieron más de 44.000 llamadas de telefónicas realizadas bien por pacientes o familiares a los profesionales del soporte de atención a domicilio o por estos a los pacientes o sus cuidadores.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído