INCONTINENCIA URINARIA PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

INCONTINENCIA URINARIA PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO


(Dr.Bartolomé Beltrán).-

1. Características
* Tiene elevada prevalencia
* Produce deterioro de la calidad de vida
* En muchas ocasiones es motivo de institucionalización
* Conlleva un elevado coste económico
* Puede promover aislamiento social y trastornos psíquicos
* Contribuye a lesiones de piel de distinto grado (escaras)
* En el adulto mayor, cuando el grado de dependencia aumenta, también lo hace la frecuencia de la incontinencia urinaria.

2. Tipos.
o Incontinencia de esfuerzo.

Es el tipo más frecuente en la mujer a partir de los 75 años y se caracteriza porque la pérdida involuntaria de orina se produce al realizar acciones que aumentan la presión intraabdominal como por ejemplo tos, risa, o levantar pesos.

Causas

* Debilidad y laxitud de los músculos del piso pelviano (por partos, envejecimiento, déficit de estrógenos). La relajación pélvica incluye prolapso uterino y cistocele, que permiten el descenso del ángulo normal uterino vesical.
* Debilidad del esfínter vesical o del esfínter uretral. En el hombre se limita a aquellos que han sufrido daño del esfínter interno por procedimientos urológicos.

* Incontinencia de urgencia

Se produce por inestabilidad del músculo que contrae la vejiga urinaria, que se denomina Detrusor (40-70% de los casos en adulto mayor). Produce sensación de urgencia miccional.

Causas
Inestabilidad motora y/o sensorial del detrusor, aislada o asociada con una o más anomalías: Compromiso genitourinario local del tipo cistitis, uretritis, tumores, cálculos y obstrucción del flujo urinario (incremento de estímulos desde la vejiga), trastornos del Sistema Nervioso Cental como accidentes cerebrovasculares, demencia, parkinsonismo (contracciones no inhibidas del Destrusor).

* Incontinencia por rebosamiento

Este tipo de incontinencia es la causa menos común en los pacientes ancianos con incontinencia (7-11%) y se debe a una disfunción de la contractilidad de la vejiga (vejiga atónica o hipotónica), o en ocasiones también a la obstrucción al flujo urinario.

Causas
Esta falta de tono de la vejiga puede deberse a problemas tras la anestesia, procedimientos diagnósticos o terapéuticos, o efecto de varios medicamentos (como narcóticos).

Otras causas de pérdida de contractilidad de la vejiga son la diabetes mellitus que afecta a los nervios periféricos o lesiones asociadas a la diabetes que afectan la médula espinal (raíces sacras).

La última causa es la alteración en la conducción nerviosa y que se conoce como asinergia destrusor-esfínter. Está asociada con esclerosis múltiple y otras lesiones suprasacras de la médula espinal.

* Incontinencia funcional

Se conoce así a la pérdida de orina asociada con la incapacidad de ir al baño por trastornos mentales y/o físicos, resistencia psicológica u obstáculos ambientales.

Causas
Demencia grave y otros trastornos neurológicos. Factores psicológicos como depresión, ira y hostilidad.

3. MEDIDAS DE PREVENCIÓN

* Utilizar prendas fáciles de abrir o quitar para facilitar la micción.

* Reducir el consumo de sustancias excitantes (café, alcohol, té, etc.)
* Disminuir la ingestión de bebidas por las tardes y noches.
* Eliminar los obstáculos que el anciano puede encontrar en la casa para llegar desde la cama hasta el cuarto de baño. Otra opción es disponer de un orinal o cuña sanitaria.
* Se deben evitar los fármacos que puedan influir en aumentar la micción como los diuréticos, en especial los que tengan un efecto nocturno.
* En los casos de incontinencia de esfuerzo son muy útiles las técnicas de modificación de la conducta como por ejemplo los ejercicios del suelo pélvico que consisten en contraer repetidamente los músculos para incrementar su resistencia.

MEDIDAS PARA TRATAR LA INCONTINENCIA URINARIA

* Eliminar de la dieta aquellos alimentos que irritan la vejiga de la mujer. Antes de decidirse a eliminar uno de ellos es necesario cerciorarse de que en efecto es ese alimento el que causa un efecto negativo en el organismo porque aunque existe una serie de sustancias que suelen irritar la vejiga, no lo hacen a todas las mujeres en la misma medida. Prestar atención al café, el té, el chocolate, las salsas de tomate y todas las comidas que estén excesivamente especiadas.

* En contra de lo que puedan pensar muchas mujeres, la incontinencia no se resuelve bebiendo menos líquidos, sino que esta medida agrava el problema porque la orina se hace más concentrada e irrita en mayor medida la vejiga. Se recomienda beber al menos un litro y medio de agua al día y tomar la menor cantidad después de la cena.

* Evitar el estreñimiento con una ingestión adecuada de fibra. El estreñimiento también puede irritar la vejiga y causar obstrucción de la uretra. Nunca se debe recurrir a los laxantes y los enemas porque no favorecen el funcionamiento normal del intestino. Es preferible tomar alimentos como el kivi, piña o salvado por la mañana en ayunas y junto a uno o dos vasos de agua.

* La pérdida de peso cuando es necesaria también puede resultar efectiva para tratar la incontinencia porque incrementa el tono muscular.

* Dejar el tabaco. La nicotina irrita la vejiga y además está relacionada con el desarrollo de tumores vesicales. Por otro lado las fumadoras tosen habitualmente y esto les hace perder más orina.

* Utilizar ropa interior de algodón, no utilizar cremas o lubricantes vaginales que contengan productos químicos ni jabones íntimos irritantes. Además, después de cada micción se debe utilizar el papel higiénico con suavidad para evitar posibles irritaciones.

* Aunque no se tenga necesidad se debe orinar cada tres o cuatro horas y permanecer sentada en el baño hasta vaciar totalmente la vejiga.

* Si la mujer sufre alteraciones o trastornos de la movilidad, se deben instalar en el baño barras de sujeción y utilizar ropa que no impida orinar con facilidad.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído