INMUNOLOGÍA

ENFERMEDADES AUTOINMUNES


(Dr.Bartolomé Beltrán).-

SÍNDROME DE SJÖGREN

1. Las visitas al especialista en Reumatología o Medicina Interna, Odontólogo y Oftalmólogo, deberían tener una periodicidad mínima de seis meses.

2. Se deben evitar los ambientes secos y con excesiva contaminación, el aire acondicionado, los ventiladores, la calefacción por aire, los lugares con viento y polvo y el humo del tabaco.

3. Algunos fármacos pueden agravar los síntomas de sequedad. El paciente debe consultar con su médico cuáles son los medicamentos que puede tomar y cuáles debe evitar.

4. Es recomendable el uso de humidificadores por las noches y gafas oscuras para los ojos durante el día.

5. Mantener la boca húmeda bebiendo con frecuencia agua a pequeños sorbos.

6. Evitar el consumo de alcohol.

7. Tampoco son recomendables las bebidas que contengan cafeína.

8. Evitar los alimentos secos, pegajosos y azucarados.

9. Después de cada comida, cepillarse los dientes cuidadosamente con un cepillo suave.

10. Utilizar hilo dental por lo menos una vez al día.

11. El uso de enjuagues bucales es eficaz para evitar infecciones.

12. Se recomienda el uso de hidratantes naturales en los labios.

13. Evitar los baños y las duchas demasiado calientes, frecuentes o de larga duración.

14. Para la higiene personal, utilice jabón neutro no detergente, seguido de aceites e hidratantes naturales, aplicados cuando la piel aún se encuentra húmeda.

15. No son recomendables los hidromasajes.

16. El reposo o el descanso diario de unos minutos al día es beneficioso para los ojos y también para la salud mental del paciente.

LUPUS ERITEMATOSO DISEMINADO
1. INFECCIONES Y LUPUS: El paciente con lupus es sensible a las infecciones por dos motivos. Primero porque el propio lupus predispone a la infección y en segundo lugar porque algunas de las medicaciones que se emplean para tratar el lupus disminuyen la capacidad de defensa contra la infección. Por eso, todo enfermo con fiebre debe consultar con el médico que le está tratando.
2. EL LUPUS Y EL EMBARAZO. Este ha sido uno de los aspectos más estudiados y debatidos de los últimos años. Hoy sabemos que una paciente con lupus es igual de fértil que una mujer sana pero tiene un riesgo mayor de presentar abortos y partos prematuros. Esto sucede con más frecuencia en las enfermas que poseen unos anticuerpos descritos recientemente como anticuerpos antifosfolípidos y también cuando aparece otra rama conocida como anticuerpos anticardiolipina que se engloban dentro de los anteriores. Estos dos tipos de anticuerpos son los que más se relacionan con la aparición de abortos.

No obstante, las únicas contraindicaciones formales de embarazo se dan cuando:

1. El lupus está activo.
2. Existen complicaciones de la enfermedad (por ejemplo nefritis).
3. Se están tomando medicamentos potencialmente dañinos para el feto.

En consecuencia, si estas circunstancias no se dan y se desea el embarazo, éste no tiene por qué desaconsejarse.

Los niños nacidos de mujeres con lupus son tan sanos como el resto, ya que el lupus no es una enfermedad que se herede, en el sentido estricto de la palabra. Sin embargo, los familiares de pacientes con lupus, tienen una mayor predisposición para padecer la enfermedad.

3. LUPUS Y CONTROL DE LA NATALIDAD: Las pacientes con lupus, cuya enfermedad esté controlada, pueden quedarse embarazadas sin problemas pero el control de la natalidad es esencial cuando la enfermedad está activa.

En cuanto al uso de «la píldora», se ha relacionado con la aparición de algunos brotes de la enfermedad, por lo que su toma se debe hacer con una estrecha vigilancia médica.

La implantación de un DlU no es una mala medida, aunque debido a que estas pacientes son más propensas a las infecciones, algunos médicos lo desaconsejan.

Finalmente, la combinación de preservativos y cremas que aumentan la barrera física a los espermatozoides, siguen contándose entre los métodos anticonceptivos preferidos.
CONSEJOS GENERALES:

1. Lo primero que debe saber el enfermo con lupus es que puede llevar una vida absolutamente normal. Puede trabajar, estudiar y hacer una vida de relación social similar a la de la gente que le rodea.

2. No es infrecuente que cuando hay lesiones cutáneas, experimente cierto rechazo, especialmente en los ambientes laborales. Esto se da sobre todo por el miedo existente, entre la gente que desconoce el lupus, a que se trate de una enfermedad contagiosa. Ante esto lo único que cabe, es explicar claramente en qué consiste la enfermedad.

3. La alimentación debe ser completa y sana. No hay ningún alimento que sea especialmente perjudicial para el paciente.

4. Hay casos descritos en los que el lupus empeoraba al tomar productos lácteos. En cualquier caso esto no deja de ser un hecho aislado y por lo tanto no tiene más interés que el conocerlo.

5. Cuando hay afección renal y sobre todo hipertensión arterial, habrá que tomar una serie de medidas, entre ellas la de comer alimentos poco salados y no condimentar la comida con sal. Otras medidas, como evitar tomar el sol y/o protegerse la piel, en los pacientes que sean sensibles a la luz solar, deberán tenerse siempre en cuenta.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído