PARA PREVENIR UNA JUBILACIÓN PATOLÓGICA

PARA PREVENIR UNA JUBILACIÓN PATOLÓGICA


(Dr.Bartolomé Beltrán).-

1. La alimentación.

Salvo que exista una patología que indique lo contrario, las personas mayores no tienen que hacer ninguna dieta especial. Solamente deben comer variada y equilibradamente y no ingerir más de 2.000 calorías al día en el caso de las mujeres y 2.500 en el caso de los hombres.

Como en el resto de las etapas de la vida, la dieta debe incluir hidratos de carbono, grasas, proteínas, vitaminas, minerales, agua y fibra. La fibra es especialmente importante en las edades avanzadas porque es el alimento que más suele faltar. Los alimentos recomendables para aumentar el consumo de fibra son los cereales integrales, las lentejas, los vegetales de hoja verde, las frutas y sobre todo el salvado. Éste último contiene grandes cantidades de fibra y es necesario acompañarlo con una mayor ingestión de líquidos y no consumirlo en exceso porque puede irritar el intestino.

En general se recomienda limitar el exceso de grasas, embutidos, sal y condimentos en las comidas y aumentar la cantidad de frutas y verduras.

En personas con sobrepeso es recomendable disminuir el consumo de carbohidratos, harinas y grasas y hacer ejercicio a diario.

2. El ejercicio físico.

El ejercicio físico es fundamental para gozar de buena salud a todas las edades, pero en el caso de las personas mayores es necesario consultar al médico para que diseñe el programa de ejercicio más adecuado para las condiciones físicas y médicas del paciente.

Ventajas de la actividad física en las personas mayores:

* Ayuda a mantener una buena masa muscular.
* Reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular
* Estabiliza la densidad mineral ósea, ejerciendo un papel preventivo sobre la osteoporosis.
* Modifica favorablemente la homeostasis hidrocarbonada.
* Ayuda a la mejora del paciente con cardiopatía isquémica, hipertensión arterial, diabetes mellitus y obesidad.
* Es útil en la lucha ocntra otros factores de riesgo como el tabaquismo o las alteraciones lipídicas.
* Reduce la ansiedad y la depresión.
* Ayuda a mantener una mejor actividad mental y mejora la calidad de vida.

Cada persona debe realizar el ejercicio físico que más le guste siempre que el médico no se lo haya prohibido expresamente. Eso sí, se debe practicar de forma moderada, constante y prudente.

La actividad física ideal es la que se practica al aire libre, como el paseo o la marcha. La bicicleta o el golf también son recomendables porque son buenos para la salud y además entretienen.

Consejos para las personas que se inicien en el ejercicio después de los 60 años:

* Consultar al médico y decirle si se está tomando alguna medicina.
* Las personas que fumen deben intentar dejarlo o fumar menos.
* Si la persona tiene sobrepeso además del ejercicio deberá seguir una dieta de adelgazamiento.
* Cuando se esté cansado o se haya hecho una comida fuerte es mejor no hacer ejercicio.
* Seguir una tabla de gimnasia rítmica de forma moderada y regular.
* Aprovechar las actividades diarias para hacer ejercicio.

3. El alcohol

La mejor bebida es el agua pero una pequeña excepción como un vasito de vino con las comidas no es perjudicial. Sin embargo la ingesta de alcohol de forma continuada y en grandes cantidades es origen de muchas enfermedades además de las hepáticas y es un factor desencadenante de sobrepeso.

4. El tabaco

El tabaco también hay que dejarlo a un lado si se pretende vivir más años y mejorar la calidad de vida. Fumar provoca cáncer de pulmón, de esófago y es un factor importantísimo de riesgo cardiovascular.

5. Los medicamentos

Las personas mayores son las que más medicamentos consumen porque habitualmente tienen una o más patologías, que es necesario tratar. En relación a los fármacos, se recomienda:

* Comunicar al médico todo lo que se está tomando cuando éste le recete algo nuevo. Preguntar siempre las pautas que hay que seguir para tomarlo correctamente y si se debe evitar otra medicación o algún alimento en concreto.
* Nunca hay que automedicarse porque sólo el médico sabe lo que le va bien a cada persona.
* No guardar en casa medicamentos que ya no se toman. Es mejor llevarlos a la farmacia o a asociaciones que los envían a países necesitados.
* Comprobar siempre la caducidad antes de tomar un medicamento y no sacar las pastillas de los envases para evitar que se mezclen.
* Se debe evitar el uso de laxantes y sedantes o tranquilizantes porque al cabo de un mes ya no son eficaces y pueden producir el efecto contrario o reacciones adversas. Nunca se deben tomar sin prescripción y control médico.

6. El cuidado de la boca
* Lavarse los dientes después de cada comida con pasta de dientes de buena calidad y un cepillo adecuado.
* Sustituir siempre las piezas extraídas por prótesis porque cuando faltan dientes no se puede masticar adecuadamente y eso afecta a la digestión.
* Tener paciencia cuando se empiece a usar una dentadura postiza. Requiere un tiempo de adaptación. Tener cuidado con los huesos y las espinas.
* Leer en voz alta ayuda a acostumbrarse a la nueva dentadura. Si ésta se mueve, es necesario ponerse un fijador, ajustarla o cambiarla si es necesario.
* La dentadura postiza se debe renovar cada 2 o 3 años porque las encías se retraen y pierden el ajuste, lo que puede causar úlceras por rozamiento.

7. Reconocimientos de salud

Un reconocimiento médico anual a partir de los 40 años y en especial después de cumplir 60 es imprescindible para prevenir cualquier problema de salud.

8. Los sentidos

El buen estado de la vista, el oído, el olfato, el tacto y el gusto es fundamental para relacionarse con otras personas y sentirse activo. Por eso es importante revisar la vista y el oído anualmente para determinar la necesidad o no de usar gafas o audífonos. También es esencial contar con una buena iluminación durante la noche para evitar caídas, siempre que no sean excesivamente deslumbrantes.

9. Concepto integral de salud

Gozar de una buena calidad de vida es entender la salud como un conjunto y fomentar la práctica de todo aquello que nos hace sentir felices. Disfrutar de cada día y tener una mentalidad activa son dos pasos esenciales para gozar de buena salud.

Una persona puede tener varias enfermedades y sentirse sana. Para conseguir esto es necesaria una buena actitud y contar siempre con motivaciones para mantenerse activos.

A partir de los 60 es habitual que aparezca una disminución de memoria reciente, para que esto no se convierta en un problema, es muy útil estimular las capacidades cognitivas y entender la memoria como un músculo que hay que entrenar.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído