Los europeos ingerimos más aluminio del tolerable

Los europeos ingerimos más aluminio del tolerable


(PD).- La Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA) afirmó que «una parte significativa» de los europeos ingiere semanalmente una cantidad de aluminio superior a la que este organismo considera «tolerable» para el propio organismo, un miligramo por cada kilo de masa corporal. La EFSA basó su evaluación sobre las cantidades ingeridas y las recomendables de este metal en «todos los estudios disponibles» sobre el tema, incluidos los que analizan sus efectos adversos en el sistema nervioso y reproductor de los animales, según un comunicado difundido por este organismo.

La principal vía de entrada del aluminio en el organismo es la alimentación y, dado que la presencia de este metal varía mucho según los productos, la cantidad que ingieren los individuos difiere bastante en función de su dieta. A partir de varios estudios realizados en diversos países, la EFSA concluyó que los adultos ingieren semanalmente entre 0,2 y 1,5 miligramos por cada kilo de masa corporal, una cantidad que para los niños oscila entre 0,7 y 2,3 miligramos.

Los alimentos en los que es mayor la presencia de aluminio son los cereales y su derivados como el pan o los dulces, champiñones, espinacas, lechuga, rábanos, bebidas como las que se elaboran con té y cacao y algunos productos para niños. La presencia del aluminio en estos alimentos puede deberse a que sean uno de sus componentes naturales, a que se les añadan aditivos que lo contengan o a que se halle en utensilios o envases que entran en contacto con el producto.

La EFSA, que tiene su sede en Parma (norte de Italia), realizó este estudio a petición de la Comisión Europea (CE) y sus conclusiones serán tenidas en cuenta por los responsables comunitarios que deban evaluar el riesgo por el uso de aluminio en los alimentos. Los autores del informe, no obstante, reconocen las «limitaciones» de los estudios científicos disponibles y subrayan que existen muy pocos sobre aditivos alimenticios que contengan aluminio.

En este sentido, admiten que, con los datos existentes, no se puede afirmar la ingesta de aluminio pueda aumentar el riesgo de desarrollar Alzheimer. Sí consideran probado que este metal es neurotóxico para los pacientes que se someten a diálisis, que están expuestos de forma continua a altas concentraciones de aluminio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído