Se puede engordar más sin pan

Se puede engordar más sin pan


(PD).- Nueve de cada diez españoles comen pan a diario, aunque más de la mitad consume una cantidad menor de la recomendada por los nutricionistas por creer el «falso mito» de que el pan engorda, según se desprende de la encuesta ‘Hábitos y actitudes de los españoles ante el consumo de pan’, realizada en el marco de la campaña ‘Pan Cada Día’ y presentada por la doctora Carmen Gómez Candela, jefa de la Unidad de Nutrición del Hospital La Paz de Madrid, y por Marisa Giménez, del Instituto Quota Research, encargado del informe.

El trabajo, realizado en España el pasado marzo sobre una muestra de 3.000 entrevistados nacionales (2.700) y extranjeros (300) mayores de 17 años de edad, revela que siete de cada 10 consultados toman «entre media barra y una rebanada de pan» al día y que seis de cada diez consumen este producto «dos veces al día o menos», una cantidad y una frecuencia de consumo menor a la aconsejada por nutricionistas.

Este bajo consumo de pan está «especialmente arraigado» en las mujeres, ya que ocho de cada 10 toman menos de 125 gramos diarios -equivalente a una porción de pan cortado para la mesa- o menos de dos rebanadas de pan de molde. Además, más de la mitad de las españolas (65%) sólo lo consume «una o dos veces al día», cuando lo recomendable sería consumir estas raciones cuatro veces al día.

El principal motivo de este bajo consumo de pan es que la mayoría de los españoles (54%) da por hecho que el pan engorda, una afirmación que hacen el 51% de las mujeres y el 56% de los hombres, sobre todo jóvenes de entre 17 y 24 años de edad (70%). Por regiones, donde más extendida está la creencia es en Murcia, Andalucía y Aragón, frente a comunidades como País Vasco, Castilla-La Mancha o Cataluña.

Se puede engordar más sin pan

Esta «falsa creencia» ha hecho que España se haya convertido, en los últimos 40 años, en uno de los países europeos donde menos pan se consume y donde cada vez se come menos este producto, ya que en 2006 fueron 53,8 kilos por habitante y año, dos kilos menos que en 2005, casi 20 kilos menos que los que consumíamos en los años 80 y hasta 81 kilos menos que los que comían nuestros padres en los años 60.

Por comunidades autónomas, Baleares (84%) y Canarias (72%) son las regiones donde menos pan se consume, ya que la mayoría asegura tomarlo sólo dos veces o menos al día. Por contra, los que más pan comen son los asturianos, ya que la mitad asegura tomarlo entre tres y cinco veces al día, con los aragoneses, murcianos y vascos, que en su mayoría reconocen consumir este alimento más de dos veces al día.

Para la doctora Gómez Candela, este «falso mito» de que comer pan «sólo engorda», presente sobre todo en los más jóvenes, no sólo está empobreciendo nuestra alimentación, sino que está fomentando la obesidad tanto en niños como en adultos, que sustituyen el tradicional bocadillo o la tostada como fuente de energía por bollería industrial o grasas perjudiciales para el organismo.

«La dieta española se caracteriza por una excesiva ingesta de proteínas y grasas en detrimento de los hidratos de carbono, que resultan insuficientes. Añadir una ración de pan con cada comida es una buena forma de cubrir estas recomendaciones sin aumentar el consumo de grasas», recordó la experta, portavoz de la campaña, quien recomienda añadir «una ración de pan con cada comida».

Según la nutricionista, el pan «contiene poca grasa» pero un elevado «valor nutricional» por sus hidratos de carbono y proteínas, lo que le convierte en una saludable fuente de energía. Además, aporta al organismo vitaminas del grupo B, que ayudan en el metabolismo glucídico de todos los tejidos, y minerales como el fósforo, el magnesio, el calcio y el potasio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído