EEUU se enfrenta a una posible epidemia de pérdida de audición

EEUU se enfrenta a una posible epidemia de pérdida de audición


(PD).- Uno de cada tres adultos estadounidenses ya sufre cierto grado de pérdida de la audición, mientras que el uso de auriculares para escuchar música y el envejecimiento de la población podrían crear una epidemia de deterioro auditivo, según informaron expertos. Un equipo de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, estimó que 55 millones de estadounidenses padecen pérdida de la audición en uno o ambos oídos. Por categorías, los hombres, los blancos y las personas con menos educación son las más afectadas.

Uno de cada seis, o 29 millones de adultos, tiene algún problema para comprender una conversación, lo que supera las estimaciones previas, indicaron los investigadores en Archives of Internal Medicine. «Se espera que la prevalencia de pérdida de la audición en Estados Unidos aumente significativamente por el envejecimiento poblacional y el creciente uso de dispositivos personales para escuchar música», señaló el doctor Yuri Agrawal, del hospital de Baltimore.

«Por ello, hay cierta preocupación por una posible epidemia de deterioro auditivo», agregó el experto. Según los especialistas, es común que las personas ignoren o minimicen los problemas de audición. Estos inconvenientes generan una dificultad para comunicarse que puede causar problemas de productividad en el trabajo, depresión y menos acceso a la atención médica, lo que finalmente eleva el riesgo de enfermedad y muerte.

La pérdida de la audición es común entre las personas de 70 años o más, según el informe. Pero también afecta a un 8,5% de los jóvenes de 20 a 30 años y a un 17% de las personas de 30 a 40. La exposición al ruido en el lugar de trabajo, las alarmas y la música elevada son factores de riesgo. Al evaluar los datos de 5.700 estadounidenses de 20 a 69 años, recopilados entre 1999 y 2004 en un estudio, Agrawal y sus colegas hallaron que los hombres eran dos veces más propensos que las mujeres (un 21% frente a un 11%) a tener pérdida de la audición en uno o ambos oídos.

En tanto, los blancos eran más de dos veces más proclives a padecer problemas de audición que los negros y aquellas personas con menor nivel educativo corrían más riesgo que quienes habían completado por lo menos la escuela secundaria. Otros factores que aumentaron las posibilidades de sufrir pérdida de la audición fueron el tabaquismo, la hipertensión y la diabetes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído