Italia vigila los trastornos alimentarios en Internet

(PD).- En Italia, unos tres millones de personas están afectadas de transtornos alimentarios, y según los datos del Ministerio de Sanidad, 9.000 personas enferman de «alimentación» cada año, sobre todo en el tramo entre 12 y 25 años, la mayoría de bulimia.

Estas son las conclusiones del Instituto de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (Eurispes), que entre el 28 de julio y el 6 de agosto ha efectuado un seguimiento de 260 blogs italianos dedicados a la anorexia, la bulimia y en general a los trastornos alimentarios.

«Se trata de un observatorio que continuará en las próximas semanas (y hasta finales de septiembre) analizando y catalogando la realidad del fenómeno online a fin de ofrecer un cuadro completo de la situación italiana», dijo Eurispes, que calcula que hay unas 300.000 páginas en Internet en todo el mundo dedicadas a la anorexia.

Este instituto de investigación destaca la novedad de poder hablar abiertamente de estos temas gracias a la tecnología, cuando hasta hace poco estaban considerados «privados», secretos.

«Las personas anoréxicas o bulímicas tienden a aislarse, a esconderse, a renunciar a las relaciones sociales. El miedo de ser vistos ‘gordos’, el nerviosismo que deriva de la privación de la comida llevan a una vida de soledad», explicó.

«La Web ha interrumpido este aislamiento. Hoy los jóvenes, en especial las chicas, han encontrado un medio para socializar al tiempo que siguen aislados», añadió.

Del estudio de los blog emerge el retrato de adolescentes de unos 17 años de media (aunque no faltan incluso de 12 o 13 años) que esperan alcanzar un ideal de peso de 40 kilos (con un recorrido gradual que puede llegar a los 30 kilos), con un diario en el que escriben todo lo que han comido durante el día y apuntan las calorías y la suma final cotidiana.

«No faltan fotos de la ‘thinispiration’ (modelos o actrices delgadísimas que se convierten en iconos y ejemplos a seguir)», indicó Eurispes, cuyos investigadores encontraron los diarios con palabras clave como «thinspo, thininspiration, pro-ana, pro-mia».

Pero detrás se pueden ver más causas.

«Las modelos magras y la ‘thinispiration’ no siempre son la fuente de inspiración o la causa de la enfermedad. En la web se lee entre líneas mucho sufrimiento que deriva de episodios traumáticos vividos en la infancia, de abusos y violencia física o psicológica, de una mala relación con los padres, o simplemente, del fracaso de una historia de amor».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído