La obesidad tiene mayor índice de mortalidad que la anorexia

(PD).- Los expertos Ricardo Lanza, de la Unidad de ‘Metabolismo, Genética y Nutrición’, y José Antonio del Barrio, profesor del departamento de Educación de la Universidad de Cantabria (UC), advirtieron que la obesidad tiene «mayor índice de mortalidad y morbilidad que la anorexia«, durante su intervención en un curso de verano de esta institución académica en Laredo».

Según informó la UC, Ricardo Lanza lamentó que la repercusión social de la obesidad sea menor, porque según los datos que aportó, la anorexia tiene unos índices de afectación del 2 por ciento de la población, mientras que los de la obesidad y el sobrepeso rondan el 40 por ciento.

En opinión de Lanza, esto se debe a que a nivel social, se trata la obesidad como algo no peligroso. «La enfermedad se ve desde el principio pero los problemas más graves se observan a largo plazo, por lo que no existe una conciencia del riesgo que se corre», advirtió.

Para el experto, este hecho propicia que no se pongan los medios y los recursos necesarios para solucionar un problema tan grave, por lo que consideró «imprescindible» cambiar la percepción de la sociedad.

Además, Lanza se centró en el aspecto psicológico de la enfermedad, resaltando la importancia de la motivación del personal sanitario, del propio paciente y de su familia para realizar el tratamiento en las mejores condiciones.

En cuanto a la familia, Lanza ha reflexionado acerca de su importancia en todo el proceso, ya que en el caso de pacientes en edad infantil o adolescente, ésta es la encargada de su educación y alimentación. «Hay que recordar que los jóvenes no son autónomos, son dependientes de sus familias, lo que influye sobre todo a la hora de cambiar los hábitos de vida de esos pacientes».

Por otra parte, los expertos destacaron la necesidad de potenciar hábitos y conductas saludables, como el desarrollo de ejercicio físico de forma continuada y una dieta equilibrada.

En este sentido, se refirieron al estudio realizado en Cantabria sobre las horas que pasan los adolescentes viendo la televisión, en Internet, o con los videojuegos, entre 40 y 50 semanales, «con lo que eso supone de tiempo perdido», lamentó Lanza.

Por último, los especialistas abordaron la influencia que tiene la genética en los pacientes que padecen obesidad. Aunque señalaron que la morfología de cada individuo es importante, salvo casos muy puntuales que suponen alrededor del 5 o el 10 por ciento del total y en los que el tratamiento es puramente orgánico, en el resto, el exceso de peso se debe simplemente a la diferencia entre el gasto calórico y la ingesta de alimentos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído