El deseo sexual en la vejez

El deseo sexual en la vejez


(PD).- Hacerse viejo no significa despedirse del sexo: según un estudio de la Universidad de Chicago, más de tres cuartos de los hombres estadounidenses entre 75 y 85 años siguen interesados en las relaciones sexuales, aunque en el caso de las mujeres el porcentaje se reduce a la mitad.

“Los problemas sexuales en los hombres maduros no son una consecuencia inevitable de la vejez, sino una respuesta a distintos factores de estrés”, afirma el sociólogo Edward Laumann.

Ellas en la madurez

En el caso de las mujeres, el deseo de mantener relaciones íntimas está fuertemente influenciado por la salud. Por ejemplo, el hecho de padecer una enfermedad sexual temprana cuadruplica el riesgo de sufrir dolor durante el sexo.

También los problemas de vejiga reducen frecuentemente el apetito sexual. Los problemas síquicos y el estrés en la pareja tienen las mismas consecuencias negativas en hombres y mujeres. Otras cuestiones que afectan negativamente son la mala salud mental y la insatisfacción con la relación de pareja.

Sugerencias

El estudio recomienda a los médicos que traten disfunciones sexuales en la tercera edad, que analicen cuidadosamente entonces no sólo los factores físicos sino los síquicos y emocionales de sus pacientes.

El equipo de expertos utilizó para la investigación datos de 3 mil hombres y mujeres entre 57 y 85 años.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído