Una herramienta virtual ayudará a los cirujanos a reconstruir rostros

Una herramienta virtual ayudará a los cirujanos a reconstruir rostros


(PD).- Investigadores de las universidades Politécnica de Madrid (UPM) y Miguel Hernández de Elche, junto a profesores de la Universidad Nacional de Colombia, trabajan en el diseño y construcción de una aplicación virtual integrada con una herramienta robotizada que, aplicada a la navegación quirúrgica, podrá ayudar al cirujano maxilofacial en sus intervenciones para reconstruir zonas de la cara o de la cabeza de las personas que han sufrido traumatismos.

Esta técnica, conocida como ‘Sistema Robotizado Asistente Quirúrgico’ (SRAQ), se basa en una herramienta virtual de reconstrucción en 3D a partir de imágenes médicas, que podrá ser aplicada para el guiado de robots paralelos como asistentes quirúrgicos. Además, la herramienta háptica permitirá al cirujano interactuar con el entorno virtual creado, y acceder a mayor información sobre elementos como la textura, rigidez y ubicaciones específicas.

El objetivo final del proyecto es lograr una aplicación que genere automáticamente trayectorias que puedan ser realizadas por un robot, permitiendo en este caso la integración de un robot de estructura paralela y la navegación quirúrgica en una misma aplicación.

Además, se ha integrado a este desarrollo un ‘joystick’ ‘Phantom Omni’ como herramienta háptica, con la que se puede navegar y recorrer los sólidos generados a partir de las imágenes médicas. A su vez, destacaron los algoritmos que permiten que un robot siga una trayectoria trazada por un cirujano sobre el rostro o cráneo de un paciente, evaluar sus resultados y editarlos.

Según explicaron, el cirujano se encuentra con diferentes tejidos, bien sea blandos, o los huesos cuyas capas externas e internas no son homogéneas, a lo que se une que los instrumentos actualmente utilizados en cirugía para efectuar cortes y perforaciones son estrictamente manuales, por lo que el índice de error es alto.

Esta iniciativa se centra en el alto grado de violencia que existe en algunos países de América Latina donde son numerosas las personas que sufren traumatismos muy severos en rostro y cabeza, producto de accidentes o de agresiones, según informó hoy en un comunicado la UPM.

Europa Press

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído