El Puerta de Hierro de Madrid cierra tras 40 años de servicio

(PD).- El traslado de los últimos 84 pacientes que se encontraban hospitalizados en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid, hasta el nuevo centro de Majadahonda se ha llevado a cabo con éxito, y a partir de hoy lunes este edificio cerrará sus puertas tras más de 40 años de servicio.

Así lo ha confirmado Pedro Martínez, gerente del SUMMA 112, la institución sanitaria madrileña encargada de realizar el transporte, que ha explicado que el tiempo total empleado ha sido de 6 horas y media.

El transporte se ha realizado con tres tipos de vehículos: doce pacientes han viajado en UVI móviles y el resto lo han hecho en ambulancias individuales o colectivas.

Para evitar cualquier colapso en las entradas y las salidas de los centros, se han montado dos circuitos independientes entre las puertas de urgencias y las de consultas externas de ambos hospitales.

Jesús Neira, entre los pacientes trasladados

El profesor Jesús Neira ha sido uno de los primeros en llegar a Majadahonda, aunque sufre un empeoramiento de su estado, según ha informado Javier Castro, portavoz de la familia.

Javier Castro ha explicado que, aunque el transporte de Neira en una ambulancia medicalizada se ha efectuado sin problemas, cuando éste se encontraba «totalmente estabilizado» ya ayer notaron algún problema en su analítica, y se encuentra peor.

Ha añadido que esta mañana se le ha tenido que realizar una transfusión de sangre antes del traslado y otra al llegar al nuevo hospital.

Incertidumbre y angustia por abandonar el hospital

Miguel Yebra, jefe de guardia del hospital, ha explicado que el traslado se ha organizado «bastante razonablemente», que se ha desarrollado con «mayor agilidad de lo previsto» y que no ha surgido ningún problema.

El jefe de guardia ha señalado también que el ambiente entre el personal del Puerta de Hierro es de «incertidumbre» y «un poco angustioso», y que en él «se mezclan los recuerdos y un sentimiento de abandono de este centro, que ha sido nuestra casa durante muchos años, con el de esperanza e ilusión, porque en Majadahonda hay nuevas instalaciones y mayor disponibilidad de medios».

Como este médico internista, el personal de limpieza y las enfermeras se han mostrado bastante «tristes» por tener que dejar atrás «tantos recuerdos».

Problemas logísticos

En un plano más práctico, algunas trabajadoras han lamentado las deficiencias horarias del servicio interurbano de autobuses hasta el nuevo emplazamiento, y han pedido una ruta para los empleados «más humildes» desde algún punto céntrico de la capital.

Entre los pacientes, según ha asegurado Beatriz, ha habido «cierto nerviosismo» por el «miedo a que se pierdan historias o a un cambio de médico», pero «se les ha explicado que el personal va a ser el mismo y que todos los informes están controlados», con lo que «la mayoría se ha quedado conforme».

El nuevo hospital de Majadahonda, inaugurado por los Reyes el pasado 11 de septiembre, empezó a recibir pacientes pocos días después.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído