El 5% de las españolas padece transtornos del comportamineto alimentario

El 5% de las españolas padece transtornos del comportamineto alimentario


(PD).- La Fundación Imagen y Autoestima (IMA) ha pedido al Ministerio de Sanidad que implante ya la unificación de tallas, al presentar un informe sobre la relación entre la presión social por la imagen corporal, la baja autoestima y la aparición y desarrollo de transtornos del comportamiento alimentario. La directora de IMA, María Voltas, ha señaló ayer en rueda de prensa que tras la presentación por parte del ministro Bernat Soria del estudio antropométrico de la población femenina, según el cual el cuerpo de la mujer española responde a tres categorías distintas según su forma anatómica, «todo sigue igual».

Por ello ha reclamado que se lleve a cabo la unificación de tallas de ropa según el acuerdo de colaboración alcanzado en enero de 2007 entre el Ministerio de Sanidad y Consumo, la Asociación de Creadores de Moda de España, la Agrupación Española del Género de Punto, la Federación Española de Empresas de la Confección, y varias firmas como El Corte Inglés, Cortefiel, Inditex y Mango.

Diábolo, campana y cilindro

El estudio antropométrico señala que el cuerpo de las españolas puede ser de tipo diábolo (perímetro de pecho y cadera simétricos y cintura más estrecha), campana (pecho y cintura simétricos y mayor perímetro de cadera) y cilindro (mayor simetría entre pecho, cintura y cadera). Los transtornos de la conducta alimentaria constituyen la tercera enfermedad crónica entre la población femenina adolescente-juvenil de las sociedades desarrolladas y se caracterizan por la gravedad de los síntomas que llevan asociados, su elevada resistencia al tratamiento y su riesgo de recaídas porque los afectados tienen muy poca autoestima y una visión muy negativa de su propio cuerpo.

También reclaman desde esta asociación que se controle la publicidad de las revistas para jóvenes y adolescentes, ya que el 25% de ellas invitan a perder peso e influyen en su comportamiento. Para Voltas, la promoción de malos estilos de vida a través de la publicidad y los medios de comunicación social tiene un impacto negativo en la salud de grupos vulnerables como los niños y los adolescentes.

Además, el patrón de belleza actual de extrema delgadez y juventud, que cada vez se aleja más de la morfología real de los españoles, provoca malos estilos de vida como saltarse comidas, ayunar, fumar, vomitar, consumir laxantes, diuréticos y otros productos adelgazantes. Tras asegurar que una menor presión social por la imagen corporal mejoraría la salud de las personas, desde el IMA se ha señalado que también esperan que el Gobierno regule de forma adecuada la publicidad de productos destinados a perder peso. En este sentido, piden que no se presenten como milagrosos, que no se asocien a propiedades nutritivas que no tienen, y que no se vendan como imprescindibles en la dieta, y que, además, esta publicidad esté prohibida en el horario protegido. Además, reclaman políticas y planes efectivos de prevención y promoción de la salud, tanto en el sistema educativo como en los medios de comunicación social.

El doctor Josep Toro, psiquiatra y experto en el tratamiento de transtornos de la conducta alimentaria como anorexia o bulimia, ha explicado que el 5% de la población femenina joven española sufre un transtorno del comportamiento alimentario, y el 11,5% está en alto riesgo de padecerlo. La mitad de la población española presenta problemas y trastornos relacionados con la apariencia física, la nutrición y la alimentación, y un 11% de la población femenina joven española vomita, abusa de laxantes y diuréticos, restringe su alimentación o consume pastillas para adelgazar para obtener el cuerpo deseado. Además, más de un 65% de los adolescentes españoles están insatisfechos con su cuerpo, y esta insatisfacción predispone a padecer un transtorno del comportamiento alimentario.

Agencias

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído