Cómo prevenir la muerte súbita en recién nacidos

Cómo prevenir la muerte súbita en recién nacidos


(PD).- Un grupo de investigadores realizó un estudio con 500 bebés, el que asegura que el uso de un ventilador para hacer circular el aire parece reducir el riesgo del síndrome de muerte súbita en lactantes.

Acostar a los niños de espalda para dormir evitaría el SMSL (SIDS en inglés), una causa de muerte todavía misteriosa. Los expertos recomiendan también colocar un colchón firme, retirar los juguetes y almohadas de la cuna e impedir que las bebes reciban demasiado calor.

Estas prácticas contribuyeron a reducir la muerte por SMSL en más de la mitad de los bebés durante una década, llegando a 2.100 en el año 2003. Pero todavía sigue siendo la causa principal de muerte en lactantes de un mes a un año de vida.

«El ambiente del sueño del bebé tiene una importancia real», dijo el principal autor del estudio, el doctor De-Kun Li, de la División de Investigación Kaiser Permanente en Oakland, California, Estados Unidos. «Esto sugiere, me parece, que mejorar la ventilación del cuarto puede reducir aun más el riesgo».

El SMLS es la muerte súbita de un bebé saludable que no puede atribuirse a ninguna causa. Estos bebes podrían tener anormalidades cerebrales que les impide respirar y despertarse al no recibir suficiente oxígeno.

El nuevo estudio, publicado en los Archivos de Medicina Pediátrica y Adolescente de octubre, entrega una alternativa para que los padres puedan asegurarse de que los bebés reciban aire suficiente.

Se necesita más investigación, advirtió la doctora Fern Hauck de la Universidad de Virginia, en Estados Unidos, pero agregó que vale la pena considerar el uso del ventilador.

«Este es el primer estudio que, según sabemos, ha atacado esta cuestión», dijo Hauck.

AMBIENTE DE SUEÑO

Los investigadores entrevistaron a las madres de 185 guaguas que murieron del SMSL y las madres de 312 de raza y edad similares. Las madres respondieron preguntas sobre el ambiente del sueño de sus bebés.

Los expertos tuvieron en cuenta otros factores de riesgo y encontraron que el uso del ventilador representaba un 72% menos de riesgo de muerte súbita.

Además, sólo el 3% de los bebés que murieron tenían un ventilador encendido durante su sueño, dijeron las madres. Eso se compara con un 12% de los bebés que sobrevivieron.

Usar el ventilador redujo el riesgo, sobre todo para los bebés con mal ambiente de sueño.

Agencias

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído