Barcelona tendrá hotel para los niños en tratamiento y sus familias

(PD).- Barcelona contará en 2010 con un hotel con 60 habitaciones y apartamentos que acogerá a niños de fuera de la ciudad con graves enfermedades y a sus familias, a los que se pretende ofrecer un espacio donde llevar una vida lo más normalizada posible durante el tiempo que dure el tratamiento médico.

En este hotel, que se construirá en un solar cedido por el Ayuntamiento de Barcelona, los pacientes contarán con espacios más acogedores que en los hospitales a un coste cero, lo que supondrá un importante ahorro para muchas familias de puntos alejados de Cataluña e incluso de fuera de esta comunidad que no pueden afrontar los gastos de traslado y de alojamiento.

El proyecto será posible gracias a la iniciativa de los cuatro hospitales con unidades más potentes de pediatría de Barcelona como son Sant Joan de Déu, Vall d’Hebrón, Sant Pau y del Mar, que ofrecen tratamientos médicos de alta complejidad que atraen a muchos pacientes de fuera.

Cada año más de 4.000 niños de fuera de Barcelona y mil de fuera de Cataluña, en especial de las Islas Baleares, Aragón y Canarias, se desplazan a la capital catalana para recibir tratamiento médico por enfermedades complejas como el cáncer.

Pese a que en la ciudad ya existen diferentes tipos de alojamiento puestos a disposición de estas familias por entidades privadas sin ánimo de lucro, la infraestructura actual se ha evidenciado insuficiente, déficit que el nuevo hotel podría ayudar a paliar.

El presidente del patronato de la Fundació Casateva, creada para gestionar esta iniciativa, Manuel del Castillo, que es también director de Sant Joan de Déu, ha destacado al presentar el proyecto, que Barcelona seguirá así el ejemplo de ciudades como Boston y Londres, donde ya existen equipamientos de este tipo.

En España, Barcelona seguirá a la ciudad de A Coruña en la construcción de un hotel de pacientes, aunque en el caso gallego éste está integrado en una residencia sanitaria, mientras que aquí se ubicará en el entramado de la ciudad.

Del Castillo ha subrayado que está demostrado que ofrecer un entorno más acogedor para las familias y los niños con enfermedades graves ayuda en su recuperación sin suponer ningún riesgo para ellos en comparación con el ingreso hospitalario.

«Para los niños es mejor no estar tanto tiempo en los hospitales después de haber recibido el tratamiento necesario. En las primeras 24 horas de ingreso, el menor enfermo suele estar en contacto con más de 20 profesionales y no creemos que eso sea lo mejor», ha dicho el presidente del patronato de la Fundació Casateva.

Además, algunos estudios apuntan que el alojamiento en hoteles tiene un coste inferior al del ingreso en una planta de hospital y que se podría generar un ahorro de hasta el 75%.

En el hotel, que dispondrá de habitaciones, apartamentos y espacios comunes como salas de juego o para ver la televisión, no se llevarán a cabo técnicas diagnósticas ni terapéuticas para preservar que sea un espacio protegido para los menores en el que puedan relajarse.

La Fundació Casateva busca ahora los 5,7 millones de euros que costará la construcción del hotel, de 5.742 metros cuadrados, financiación que espera llegue de las 40 entidades de la sociedad civil que apoyan la iniciativa.

El mantenimiento del hotel se calcula que supondrá además un millón de euros anuales, presupuesto que se pretende sea aportado por patrocinadores privados, además de los convenios que se puedan firmar con las comunidades autónomas de las que procederán la mayoría de los beneficiados, así como de consejos comarcales.

Los responsables de admisión de los hospitales decidirán las familias que podrán utilizar las habitaciones o los apartamentos y se pondrá en marcha un servicio de recogida de los enfermos para poder trasladarlos desde el hotel hasta los centros donde realicen sus tratamientos.

En la actualidad, el 60% de las familias que necesitan alojamiento para acompañar a sus hijos durante los largos tratamientos médicos -una media de 50 días- son de fuera de Cataluña, y el 40% de las diferentes comarcas catalanas.

De momento, un equipo de arquitectos se ha ofrecido ya a elaborar de manera altruista el proyecto constructivo y se espera que, una vez empiece a llegar el dinero, las obras puedan iniciarse en 2009 para acabar en el año 2010.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído