600 productos (nocivos) adelgazantes

600 productos (nocivos) adelgazantes

(PD).-En España se venden cerca de 600 productos que se promocionan como adelgazantes pero, en realidad, no lo son. Aunque algunos de ellos pueden ayudar en el contexto de una dieta de adelgazamiento, muchos otros no sirven para nada e incluso tienen efectos secundarios.

La Administración Federal de Fármacos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos lanzó recientemente la alerta del peligro para la salud que suponen 25 productos adelgazantes detectados en el mercado, algunos de los cuales contienen ingredientes cuya venta no está permitida en ese país. Uno de ellos, Rimonabant, se usa en Europa, aunque no esté aprobado por EEUU, informa ÉPOCA.

En España se comercializó con el nombre de Acomplia el pasado mes de marzo, como “adyuvante de la dieta y el ejercicio para el tratamiento de pacientes obesos”. Sólo cuatro meses después Sanidad lanzó una alerta ante casos notificados en Europa de trastornos depresivos o alteraciones del humor con síntomas depresivos de hasta un 10% de los pacientes en tratamiento.

Se llegó a vincular este principio activo con cinco muertes y 720 casos adversos. En ese caso las autoridades sanitarias españolas pudieron reaccionar, al tratarse de un medicamento aprobado y con sus correspondientes controles en regla. Respecto al resto de productos sobre los que ahora ha advertido EEUU, la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios no ha incluido ninguna alerta nacional, por lo que se entiende que no han llegado al mercado español.

El problema es que los productos alertados para la FDA se venden al público como complementos dietéticos, y no ya en farmacias, sino en otro tipo de establecimientos e incluso por Internet. En un país donde la obesidad y el sobrepeso afectan al 60% de la población, el consumo de adelgazantes está a la orden del día. Pero en España tampoco es para menos y las ventas de estos productos llegan a dispararse en fechas señaladas, ante la llegada del verano o después de las Navidades.

Productos naturales

Parte del problema es que algunos de estos productos aseguran en sus etiquetas que son “naturales”, es decir, que sólo contienen ingredientes a base de hierbas, lo que lleva a pensar a los consumidores que no son dañinos. Pero muchos de los saciantes del apetito, quema grasas o diuréticos carecen de fundamento y estudios científicos que los avalen. En otros casos, contienen ingredientes de riesgo que no se incluyen en el etiquetado. “Nos hemos instalado en una subcultura peligrosa en la que se cree que todo lo natural es salud”, advierte Isabel Vallejo, presidenta de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE).

“Si hablamos de medicamentos, entrañan el mismo riesgo que los que están hechos a base de química, porque al fin y al cabo la medicina se inició con el uso de plantas y, con los años, se fue sintetizando.

SIGA LEYENDO ESTE TEMA EN LA REVISTA ÉPOCA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído