Rusia recomienda a sus ciudadanos una dieta «anticrisis»

(PD).- Los servicios rusos de salud han hecho un llamamiento a los ciudadanos del país para que sigan una dieta alimenticia más sana, a base de frutas verduras, pan integral, carne y pescado. El objetivo es luchar contra las altas cifras de obesidad en un momento de crisis económica en el que los hábitos de vida poco saludables suelen aumentar.

«En lo que concierne a la obesidad, las mujeres rusas están a la cabeza de Europa», se lamenta el jefe de los servicios sanitarios del país, Guennadi Onichtchenko.

Durante los últimos diez años, el peso de los adultos ha aumentado una media de dos kilos, mientras que en los niños este incremento ha sido de un kilo, según señala un reciente informe. Entre 1994 y 2005, el número de personas obesas ha pasado de un 18% a un 23% de la población.

Los médicos consideran que la crisis no ha hecho más que agravar los hábitos poco saludables. Los ciudadanos cuyos ingresos son bajos prefieren reemplazar la carne y las verduras, que son más caras, por productos más baratos pero que contienen menos proteínas y más cantidad de grasas.

Además, según indica el citado informe, los rusos «han perdido el hábito de cocinar», y prefieren comprar productos ya preparados que sólo hay que calentar y que son menos saludables.

Los profesionales médicos recomiendan tomar más carne fresca, pescado, productos lácteos y frutas y verduras. Además, aconsejan empezar el día tomando cereales como la avena y no olvidar un vaso de kéfir (una especie de yogur) antes de irse a la cama.

Los autores de este documento aseguran que el coste de un régimen como el anterior no tiene por qué superar los 2.780 rublos (61 euros) al mes para los hombres y 2.354 (52 euros).

Sin embargo, la prensa rusa asegura que en los últimos tiempos el precio de la carne fresca ha ascendido hasta alcanzar los 400 rublos el kilo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído