Los cardiólogos apelan al corazón de los políticos para promover la salud

(PD).- La Sociedad Española de Cardiología y la Fundación Española del Corazón han iniciado una campaña que les llevará por todos los parlamentos del país para concienciar a los políticos de la importancia de promover buenos hábitos, invitándoles a comprobar sobre la marcha cuál es su salud cardiovascular.

La campaña ha arrancado esta tarde en el Parlamento de Cantabria, donde los exámenes realizados a los políticos que voluntariamente se han sometido a las pruebas, incluido el presidente del Ejecutivo regional Miguel Ángel Revilla, han revelado dos de los principales factores de riesgo de la población española: el sobrepeso y el hábito de fumar.

El objetivo de esta iniciativa es, por una parte, evaluar la salud cardiovascular de los políticos, funcionarios y periodistas que acuden a los distintos parlamentos españoles y, por otro, oncienciar a la población a través de sus representantes de la importancia de controlar la salud cardiovascular.

Uno de los cardiólogos que participa en la campaña, Benedicto Gutiérrez Escalada, del Hospital de Sierrallana, ha explicado a EFE que es necesario que la sociedad tome conciencia de la «gran prevalencia» que tienen las enfermedades cardiovasculares en España, donde son la primera causa de muerte.

Entre los principales factores de riesgo de este tipo de enfermedades se encuentran la hipertensión, el colesterol, la diabetes, la obesidad y el tabaquismo.

De estos, Gutiérrez Escalada ha reconocido que, entre los políticos cántabros que se han acercado a realizarse las pruebas, los factores más corrientes son el exceso de peso y el tabaco.

Revilla, en plena forma

Entre los representantes políticos se encontraba el presidente Revilla, quien presumía tras el examen de que los cardiólogos le han dicho, a sus 66 años, que «está hecho un chaval».

Antes de pesarse, medirse y dejarse sacar sangre para la prueba del colesterol, Revilla ha afirmado que su corazón «siempre» le ha funcionado bien, aunque ha reconocido que tiene «otros achaques». El presidente cántabro, que ha recomendado a los jóvenes no fumar, sí ha admitido que fuma «tres puros diarios», aunque no se traga el humo, y que bebe «dos vasos de vino» con las comidas.

«Con 66 años hay pequeños vicios que no se pueden dejar», ha afirmado Revilla, quien ha añadido que si le dijese «directamente» el médico que fumar le perjudica «lo dejaría».

Después de realizarse las pruebas y hablar con el cardiólogo, el jefe del Ejecutivo cántabro ha leído ante la prensa los resultados y ha explicado que está «en parámetros normales» de su edad. «Estoy muy por encima de la media», ha enfatizado Revilla.

Otro de los políticos cántabros que se ha hecho las pruebas ha sido el portavoz parlamentario del PSOE, Francisco Fernández Mañanes, que ha admitido haber «crecido algo a lo ancho» y que el médico le ha «tirado de las orejas» para que deje de fumar.

«Creo que es un buen consejo», ha opinado Fernández Mañanes, quien ha abogado porque los políticos den ejemplo a la sociedad sobre la necesidad de «llevar una vida sana».

La campaña continuará en mayo en las Cortes de Castilla y León y finalizará en noviembre de 2010 en el Senado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído